Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

cenizas de carbón peñuelas (horizontal-x3)
Los manifestantes encabezaron su protesta con un ataúd como símbolo de muerte y el daño físico y psicológico que sufren los residentes del lugar. (Ramón Tonito Zayas)

Sobre 1,000 ciudadanos, líderes sindicales y activistas ambientales marcharon esta mañana hasta el vertedero de Peñuelas, donde evitaron la entrada de camiones cargados con cenizas de carbón.

Líderes comunitarios celebraron con cautela el logro conseguido y aseguraron que se mantendrán firmes en su intención de evitar el depósito de las cenizas.

“Hoy le bloqueamos la entrada de todos los camiones a EC Waste. Si a ellos no le ha dolido nunca la conciencia hoy le va a doler el bolsillo”, manifestó Ivette González, del Comité Pro Salud y Ambiente Sano de Tallaboa Encarnación.  

“Lamentablemente sabemos que vamos a tener repercusiones porque ellos son maliciosos, pero no importa nosotros no vamos a parar porque tenemos la razón. La propia EPA sabe que esas cenizas son tóxicas. No nos vamos a detener hasta que se deje de depositar las cenizas en todo Puerto Rico”, agregó la portavoz del grupo.

Entre los manifestantes del día de hoy se encontraban la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz; el activista de los derechos humanos Pedro Julio Serrano; el excandidato a la gobernación por el Partido del Pueblo Trabajador, Rafael Bernabe; así como los líderes magisteriales Rafael Feliciano y Eva Ayala. También dijo presente la exjugadora del equipo nacional de softball, Ivelisse Echevarría, entre otros.

Temprano en el día, Jimmy Borrero, también miembro del Comité, explicó que los manifestantes se conglomeraron frente a la instalación para “violar la orden del Tribunal Apelativo”.

Hacía referencia a que el pasado 9 de noviembre un panel de jueces del Tribunal de Apelaciones determinó permitir el depósito de cenizas en el vertedero administrado por EC Waste. Esto dio paso a que unos 50 camiones llegaran el pasado lunes a descargar las cenizas en el vertedero. En esa ocasión, la Policía arrestó a 21 manifestantes para darle paso los camioneros al lugar.

El martes no hubo arrestos, pero los camioneros detuvieron el tránsito en la carretera PR-2 de Ponce a Peñuelas. Ocasionando una gran congestión vehicular.

 

El pasado miércoles, sin embargo, agentes de la Unidad de Operaciones Tácticas arrestaron a sobre 30 personas. Entre estas se destacaron la senadora independentista María de Lourdes Santiago, y el activista de los derechos humanos, Pedro Julio Serrano. Sobre 50 camiones lograron hacer su descarga.

Ayer, no se produjeron incidentes, ya que los camioneros no acudieron al vertedero.

Los manifestantes encabezaron su protesta de hoy con un ataúd en símbolo de muerte y el daño físico y psicológico que sufren los residentes del lugar.

Ya a las 8:00 a.m. los manifestantes habían tomado control de la entrada.

Frente al vertedero habían dos patrullas, pero los oficiales las retiraron al ver a los manifestantes. Mientras, no habían camiones en la zona, según afirmó Borrero.

“Vamos a marchar a la entrada del vertedero y no vamos a permitir que ningún camión entre hoy. Tenemos un ataúd, porque esto representa muerte (el depósito de cenizas en el vertedero) y por eso el ataúd”, explicó el líder comunitario. 

Por otro lado, Borrero tronó con que el panel de jueces del Apelativo haya autorizado a la empresa cogeneradora de energía AES, en Guayama, depositar en el vertedero Peñuelas Valley Landfill ceniza sólida, llamada Agremax. Dijo que la Junta de Calidad Ambiental solo permitía dos especies de cenizas livianas.

“Ellos lo hicieron sin consultar con nadie por medio de ese abogado que quiere ser secretario de Justicia de Puerto Rico”, denunció Borrero, al hacer referencia al abogado de EC Waste, Ramón L. Rosario Cortés.

La disposición de cenizas ha afectado la calidad de vida de los residentes de las tres comunidades que ubican cerca del vertedero: Tallaboa Encarnación, Seboruco y Juncos.

Se expresa EC Waste

Por su parte, EC Waste, dueño y operador del Peñuelas Valley Landfill (PVL) expresó en un parte de prensa “su profunda preocupación con los actos de protesta y desorden público que han obstruido sus operaciones durante esta semana, al extremo de paralizar todas las actividades de disposición de desperdicios industriales programadas para hoy, viernes, las cuales no incluían residuos de combustión de carbón”.

“La comunidad de negocios y de inversión de Puerto Rico debe estar tan alarmada como nosotros sobre estos eventos. Los ataques contra nuestra compañía están basados en una campaña de desinformación sobre la seguridad de los residuos de combustión de carbón, su uso beneficioso y disposición segura. EC Waste es un ciudadano corporativo que cumple con la ley, y que genera actividad económica y crea empleos en total cumplimiento con las regulaciones ambientales. Hoy, no pudimos dar servicio a nuestros clientes, y nuestros empleados y proveedores de servicio no pudieron hacer su trabajo. Que no se haya rectificado esta situación está enviando una señal incorrecta a la comunidad de inversión, especialmente cuando Puerto Rico necesita acceso a los mercados de capital. Lo ocurrido hoy es equivalente a decir que Puerto Rico está cerrado para hacer negocios”, expresó Randy Jensen, Presidente y CEO de EC Waste. 

“La interrupción de las operaciones en el PVL hoy, viernes, también afectó a los clientes industriales de EC Waste que tenían planificado disponer sus desperdicios en las instalaciones. Si esta situación continua, y las agencias de ley y orden no pueden garantizar un acceso seguro en las vías públicas que conducen a las instalaciones de EC Waste, los efectos podrían ser devastadores. Esto no tan solo para la economía y el clima de negocios en la Isla, sino también para el medioambiente en la medida que estos desperdicios industriales comiencena acumularse en las instalaciones de manufacturay otras operaciones industriales de donde provienen que no necesariamente cuentan con los controles ambientales que EC Waste provee en el PVL. Además, una prohibición desinformada al uso de residuos de combustión de carbón en Puerto Rico afectaría a largo plazo otras industrias, como la industria de la construcción que actualmente importa y utiliza en la Isla residuos de combustión de carbón para productos de construcción”, dijo Jensen.

“Contrario a otros sistemas de relleno sanitario en Puerto Rico, los estándares operacionales de EC Waste cumplen y exceden las regulaciones establecidas. Con relación al manejo y disposición de residuos de combustión de carbón, sus procesos están guiados por las mejores prácticas y estándares ambientales y científicos disponibles, incluyendo los establecidos por la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA). La EPA ha determinado que cuando son utilizados y dispuestos en cumplimiento con los estándares federales, los residuos de combustión de carbón no representan un riesgo para la salud pública. La ciencia que respalda la postura de la EPA sobre los residuos de combustión de carbón es amplia e incluye informes del Instituto de Investigación de Energía Eléctrica, Texas A&M University, el Boletín sobre Contaminación Ambiental y Toxicología, y el Servicio Geológico de los Estados Unidos, entre otros”, indicó la entidad.


💬Ver 0 comentarios