(default-x3)

“Todos los derechos para todos los amores” fue la consigna que puso a marchar a más de un millar de personas desde el Viejo San Juan hasta el Capitolio en reclamo de igualdad de derechos para la comunidad gay.

Protestaron ante la Casa de las Leyes, “porque nos deben” educación con perspectiva de género, retiro universal, protección total del discrimen laboral por orientación sexual, así como derechos a casarse y a adoptar, enumeró Brian de la Fuente, coordinador del Comité contra el Discrimen y la homofobia que convocó esta Marcha por la Diversidad.

“Prohibido olvidar que el proyecto 238 fue masacrado por la Cámara de Representantes excluyendo las protecciones contra el discrimen en la prestación de servicios tales como salud, transportación, cartas de derechos de los y las veteranas”, expresó De la Fuente en su mensaje durante el evento que coincide con el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.


“La mayoría de los casos de violencia sexual y maltrato han ocurrido en familias tradicionales”, indicó al tiempo que manifestó que negarle la adopción a las parejas gays menoscaba el bienestar de la niñez.

“La Legislatura no está aquí para evangelizar. La Legislatura tiene la responsabilidad de garantizar los derechos humanos”, reclamó el joven desde las escalinatas del lado sur del Capitolio.

“Sin equidad no podemos hablar de justicia social”, agregó.

Por su parte, Amarylis Pagán, del Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad, denunció que “todavía tenemos enemigos y enemigas en el Capitolio”.

“Aún hay gente que cabildea para quitarnos humanidad, para decir que somos aberraciones”, lamentó la abogada, quien urgió a no descansar en victorias pasadas, sino a continuar luchando hasta lograr los derechos que aún no se les reconoce.

Mientras, el coordinador de Puerto Rico para Todo@s, Pedro Julio Serrano, afirmó que “aquí sí están los que defendemos la familia”, al tiempo que recordó que el evento se dedicó a la memoria del voleibolista gay asesinado, Jesús David Hernández Otero.

Y en la Marcha por la Diversidad, la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero, transexual, intersexual y queer (LGBTTIQ) no caminó sola. Contó con la presencia de personas de fe, adultos mayores, heterosexuales y políticos que a una voz coreaban: “Sin libertad sexual, no hay libertad política”.

Los representantes Luis Vega Ramos y Manuel Natal Albelo, del Partido Popular Democrático, así como la portavoz independentista en el Senado, María de Lourdes Santiago, y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, participaron de la manifestación.