Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Washington – El Concejo Municipal de Hartford (Connecticut) aprobó anoche, sin oposición, una resolución en contra del controvertido proyecto del Gasoducto que impulsa el Gobierno de Puerto Rico.

A juicio del organismo, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ha fallado en cumplir con los requisitos de varias agencias federales, aunque obtuvo una evaluación preliminar del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

La resolución considera que el Gasoducto puede impactar 235 ríos y humedales, 34 especies en peligro de extinción y ser una amenaza para más de  200,000 personas que quedarían cerca de la gigantesca tubería, que recorrerá 92 millas de la isla grande de Puerto Rico.

La resolución de la legislatura municipal de la capital del estado de Connecticut, presentada por el concejal boricua Luis Edgardo Cotto, fue aprobada con 7 votos a favor, ninguno en contra y dos abstenidos.

“Sería un desastre ecológico para Puerto Rico y no se le ha dado suficiente participación al pueblo de Puerto Rico”, dijo, por su parte, el concejal Calixto Torres, en una entrevista telefónica.

La medida también tuvo el visto bueno del otro concejal de origen boricua, Alex Aponte.

La resolución pasa ahora a manos del alcalde de la ciudad de Hartford, Pedro Segarra, quien también es puertorriqueño y tiene el poder para darle la autorización final o rechazarla.


💬Ver 0 comentarios