Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Sylvia Burwell, secretaria de Salud de Estados Unidos, y Ricardo Rivera, de la Administración de Seguros de Salud. (GFR Media)

La posibilidad de que se suspenda el recorte de 11% sobre las tarifas de Medicare Advantage (MA) del 2016 para Puerto Rico aún está latente.

Al menos, así quedó plasmado en una carta que les envió la secretaria de Salud de los Estados Unidos, Sylvia Burwell, al gobernador Alejandro García Padilla y al comisionado residente,  Pedro Pierluisi.

De acuerdo con el documento, que tiene fecha del viernes pasado, será el próximo lunes, 8 de junio, cuando culmine el análisis que está haciendo el Centro de Servicios Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) sobre el caso de Puerto Rico.

El análisis responde a una petición que realizaron diferentes grupos de proveedores de salud en el País. Estos alegan que los cálculos que se utilizan para estimar las tarifas para el programa Medicare Advantage en Puerto Rico son erróneos y conducen a tarifas equivocadas, que no responden a la realidad de los servicios que se imparten en la Isla.

Este reclamo se une a una petición al gobierno federal que la industria de la salud en el País lleva años intentando sostener: la desigualdad entre los desembolsos para la Isla y los del resto de  jurisdicciones de Estados Unidos.

“En Medicare tenemos una serie de disparidades en el trato que se le da a Puerto Rico y que impacta nuestro sistema de salud”, indicó Pierluisi.

Burwell reconoció la “difícil situación fiscal” que atraviesa Puerto Rico y que Medicare Advantage es “una parte crítica” en el programa Medicare en Puerto Rico por la cantidad de asegurados que atiende.

“Este es otro indicio del trato discriminatorio que recibe Puerto Rico en programas federales por su condición territorial. Se cae de la mata que nuestro status es injusto. Nos tiene estancados y todos debemos aspirar a la igualdad en programas federales”, sentenció Pierluisi.

Contrario a Estados Unidos, la mayoría de asegurados Medicare en Puerto Rico están suscritos a planes Advantage, no a Medicare tradicional. La matrícula local a planes Advantage es de alrededor de 560,000 personas.

“Comparto su preocupación en cuanto al impacto sobre los beneficiarios (que resultará) de las reducciones a las tarifas MA”, indica Burwell en la misiva.

Sin embargo, la funcionaria  advierte que CMS también entiende que la mayoría de las recomendaciones sometidas por los planes Advantage que operan en Puerto Rico “no son consistentes con el estatuto”.

Aún así, Burwell indicó que CMS no ha tenido tiempo suficiente para evaluar los cuestionamientos técnicos para la fijación de las tarifas y que esperan concluir su análisis para el próximo lunes.

CMS reconoce inquietudes 

Mientras tanto,  Reina Becnel, oficial de asuntos públicos de CMS, informó por escrito que las tarifas de MA para el 2016 no serían revisadas.

“CMS no tiene la autoridad legal para cambiar las tarifas de Medicare Advantage para el 2016 que ya fueron publicadas el 6 de abril”, señaló.

Según indicó Becnel, durante el anuncio de las tarifas, emitido a principios de abril, CMS se comprometió a investigar un asunto técnico que le trajeron representantes de los planes MA de Puerto Rico. Sin embargo, comentó que, como la situación no fue llamada a su atención hasta días recientes, CMS no tiene tiempo para confirmar si el problema que alegan los planes MA de Puerto Rico existe o si el asunto puede ser atendido ahora.

“En la notificación final de las tarifas nos comprometimos a examinar el asunto sobre cómo nuestras políticas para fijar tarifas trabajan en Puerto Rico para determinar si un ajuste debe hacerse para las tarifas del 2017”, indicó Becnel.

La funcionaria recordó que muchos de los planes MA en Puerto Rico les han llevado cuestionamientos sobre la implantación del programa Advantage y la Parte D en Puerto Rico. La Parte D de Medicare se refiere a la cubierta de medicamentos recetados.

Cuestionan otras excepciones

Dennis Rivera, portavoz de la Coalición de Justicia para Medicare en Puerto Rico, reconoce que CMS alega que los cuestionamientos que le han llevado diversos sectores de la salud en Puerto Rico son de naturaleza estatutaria y que podrían tomarlos en consideración para la revisión tarifaria del 2017.

Sin embargo, a través del reconocido abogado Harold Ickes, la Coalición le presentó algunas excepciones en que CMS ha actuado pasada la fecha de su determinación final para las tarifas del próximo año.

 “Les presentamos documentos donde lo habían hecho (revisar tarifas aún pasada la fecha de la notificación final de las tarifas)”, dijo Rivera. De acuerdo con el líder sindical, lo más importante es que la carta de Burwell mantiene la esperanza de que sus inquietudes son consideradas.

“Se mantiene vivo el tema. Esto no está muerto y hay otros esfuerzos más (de cabildeo)”, sostuvo.

Exigen atención sobre impacto

Ricardo Rivera, director de la Administración de Seguros de Salud (ASES), informó que el análisis que realiza CMS sobre este asunto debe tomar  en consideración las implicaciones de sus acciones.

“Ese 11% (de reducción en las tarifas MA en Puerto Rico para el 2016) tienen una implicación sobre un cuarto de millón de personas, los 250,000 asegurados Medicare Platino”, dijo.

Recordó que se anticipa que los recortes podrían provocar la migración de estos 250,000 asegurados al Plan de Salud del Gobierno (PSG), lo que le impondría al gobierno una carga adicional de unos $800 millones al cabo de dos a tres años. Este cálculo, dijo, se basa en la aportación de $260 mensual por beneficiario que el gobierno tendría que aportar en los asegurados Medicare Platino cuando estos formen parte del PSG.

Por su parte, Orlando González, presidente de Medicare y Mucho Más (MMM), informó que este asunto debe tratarse con premura ya que ayer era la fecha límite para entregar los productos MA para el 2016.

“La encrucijada es que si el informe contiene información positiva para Puerto Rico, puede que haya que esperar hasta el 2017 para su aplicación. Si la información no es positiva, Puerto Rico continuaría expuesto a más recortes en los fondos”, dijo.

El pediatra Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, coincidió en que ayer era una fecha clave para que los planes Advantage entregaran sus propuestas de productos para el año que viene.

“Hay que seguir ejerciendo presión  a ver qué ocurre”, puntualizó el pediatra.

Francisco Rodríguez Burns colaboró con esta nota.


💬Ver 0 comentarios