Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La Unidad de Investigaciones Especiales (UIE), del Departamento de la Familia, conocido antes como Programa de Emergencias Sociales (PES), tiene sin atender decenas de miles de referidos de posibles casos de maltrato de menores.

Aunque la secretaria de la agencia, Yanitsia Irizarry Méndez, ofreció datos hace más de un año sobre el maltrato de menores, estancados en el 2009 en 27,578 casos, no ha precisado cuántos casos se mantienen en “arrastre”.

Ese término es el utilizado por los empleados investigadores, trabajadores sociales y supervisores para referirse a los casos no atendidos que han llegado por el sistema que provee la agencia y al que hace referencia la Irizarry Méndez para que los ciudadanos denuncien los delitos contra los niños del país.

En promedio, cada UIE (que ubican en las regiones de San Juan, Bayamón, Carolina, Humacao, Guayama, Ponce, Caguas, Mayagüez, Arecibo y Aguadilla) tiene 3,000 casos que han sido referidos a través de la línea de maltrato y que no han sido atendidos, según revelaron a Inter News Service (INS) fuentes que trabajan a diario con esa situación.

Esto incluye casos de abuso sexual, maltrato físico, maltrato emocional, violencia doméstica, negligencia, entre otras situaciones que podrían estar enfrentando los menores de la Isla.

Las cifras de “arrastre” nunca se dan a conocer porque se trata del grueso de los referidos que deben ser evaluados para conocer si existe motivo para investigarlos; muchos se cierran de forma administrativa por diversas razones, entre otras, la inexistencia de la dirección provista por el denunciante.

Las razones para la inacción sobre los referidos van desde la carencia de vehículos, conductores (muchos fueron despedidos por la Ley 7 de Emergencia Fiscal al ser empleados por jornal), asistentes o telecomunicadores, la desaparición del PES y el hecho de que ahora, el sustituto, las UIE, comparten su presupuesto con las regiones administrativas de Familia y la supuesta lucha de poderes entre directores regionales actuales y pasados.

El alto número de referidos sin atender llegó a tal punto, según se informó a INS, que los trabajadores sociales de las oficinas locales, que dan seguimiento a los casos de maltrato ya corroborados, están “saliendo a la calle” para atender los referidos desde su faz.

Sin embargo, Irizarry Méndez dijo la semana pasada a un periódico que no existían datos actualizados sobre maltrato de menores porque se está trabajando en un sistema de estadísticas para una página electrónica.

Las fuentes de INS explicaron que el Sistema de Información de Referidos “Sirce”, que los investigadores utilizan en la actualidad para redactar sus casos, cuenta con un espacio para estadísticas que, aunque incompleto, puede reflejar parte de la información sobre los referidos y la atención que se ha tomado sobre los asuntos.

Irizarry Méndez dijo al diario que se atienden alrededor de 200 casos cada mes, pero las fuentes aseguraron que cada día, en cada región de UIE, son referidos al menos 10 casos, por lo que la congestión cada vez es mayor.

Sostienen las fuentes que a pesar de esa situación, la Secretaria planifica crear un Programa de Respuesta Rápida para los casos de prensa, que son aquellos que levantan interés de los medios de comunicación y que la agencia tiene que atender con premura.

Cuestionaron “¿qué va a pasar con los demás niños, con los miles de casos?”.


💬Ver 0 comentarios