Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

El alcalde de Culebra, William Solís, indicó que el balneario será desalojado desde las 6:00 de la mañana para iniciar los preparativos de la explosión controlada, que estará a cargo de varias agencias federales, estatales y municipales.

"La playa se va a mantener cerrada hasta que ellos digan que no hay peligro para nadie. Todo va a depender de lo que pase cuando exploten el artefacto", dijo Solís.

"Se va a ver qué cosas pueden pasar después de la explosión", agregó. "Se evaluará el área y ellos harán las determinaciones".

Solís dijo que se trata de un explosivo conocido en inglés como "purpose bomb", que fue hallado el pasado 27 de diciembre de 2013, a unos cinco pies debajo del agua y estima que está a unos 70 metros de la orilla.

Aquel día también se encontró otro explosivo, sobre tierra, que fue detonado por la División de Explosivos de la región policiaca de Humacao.

"En este caso, por ser una detonación debajo del agua (en el mar), está fuera de la jurisdicción de la Policía", señaló Solís.

Por esta razón, explicó el alcalde, agentes de la División de Explosivos realizarán la detonación junto con agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y la Marina de Guerra de los Estados Unidos.

Además, en la operación también participará personal de la Guardia Costera, Manejo de Emergencias del Municipio de Culebra, del Departamento de Recursos Naturales, la Junta de Calidad Ambiental y la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

El funcionario municipal espera que la situación no afecte demasiado a la industria turística de Culebra.

"Ha estado demasiado elevada la actividad turística (durante el periodo navideño. Todos los días las lanchas han venido llenas a capacidad y estamos dando lo mejor que podemos", manifestó Solís. "Le pedimos cooperación al público (con el desalojo). Es una situación que está fuera de nuestro alcance", lamentó.

El alcalde aprovechó la ocasión para hacerle un llamado al comisionado residente en Washington D.C., Pedro Pierluisi, para que consiga los fondos federales dirigidos a realizar una inspección profunda y limpieza de las playas de Culebra.

"Se encontraron estos dos artefactos el 27 de diciembre. No queremos más sorpresas", afirmó.


💬Ver 0 comentarios