La Oficina de la Procuradora de las Mujeres inauguró ayer la primera Academia de Violencia Doméstica dirigida a capacitar a trabajadores sociales escolares para que puedan identificar y trabajar con situaciones de violencia entre los alumnos.

Durante el día de ayer y hoy, jueves, un grupo de 20 facilitadores, compuesto por catedráticos de la Universidad de Puerto Rico (UPR), la Universidad Interamericana y la Universidad Católica, entre otras personas, estarán adiestrando a personal directivo del Departamento de Educación mediante talleres educativos sobre el protocolo creado para prevenir e identificar casos de violencia de género entre jóvenes adolescentes.

Según el más reciente perfil de las víctimas de violencia de género, el 6% de las perjudicadas son jóvenes entre 14 y 17 años. Mientras que el 83% de las víctimas son mujeres entre 20 y 39 años.

“En la oficina tenemos profesionales dedicados al manejo de situaciones y queríamos que ese conocimiento y experiencia se pudieran transmitir, no solo en fiscalizar casos de violencia, sino en preparar a otros para trabajar con esta problemática”, explicó la procuradora Wanda Vázquez sobre la iniciativa que surgió tras firmar un acuerdo colaborativo con el Departamento de Educación.