Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aunque se sentía “un poco raro y nervioso”, José María Casi Ferrer no podía echar a perder la oportunidad de que la prensa de su natal España supiera que el mensaje en botella que lanzó al océano Atlántico en agosto pasado, había llegado desde Cabo Verde hasta Puerto Rico.

Por eso, tan pronto se levantó ayer, el marinero de 49 años visitó el periódico La Voz de Galicia, ubicado en el ayuntamiento de Ribeira, a menos de una milla de distancia de la localidad coruñesa de Palmeira, donde vive.

Tras una entrevista con la reportera María del Carmen Hermida y una sesión de fotos en el muelle de su pueblo, Casi Ferrer conversó vía telefónica con El Nuevo Día.

“Estoy encantado, me siento muy bien. Son cosas que no se esperan, pero que pasan en la vida. Estoy viendo el vídeo de los chavalitos que encontraron la botella. Me emocioné al ver a uno leyendo el papel”, expresó.

Famoso en su tierra

“Mañana (hoy) la historia sale aquí, en Galicia. Me siento un poco raro y nervioso porque no me gusta salir en muchas fotos, mucho menos en la prensa. Nunca fui así de famoso, pero es algo con lo que te encuentras y no sabes cómo reaccionar. Es algo bueno”, agregó el gallego.

Casi Ferrer admitió que aún no sale de su asombro de que el mensaje que lanzó en una botella de vino que acababa de tomarse con un colega, viajó sobre 2,709 millas hasta la arena del Cayo Piñeros, muy cerca de Ceiba.

Rita Prego Castro, de 42 años y esposa del marinero, relató emocionada que sus familiares y amigos más cercanos ya están al tanto de “la hazaña” de su pareja.

“La verdad es que la noticia ha sido muy curiosa, pero que la botella llegase nos sienta muy bien. Él (Casi Ferrer) estaba un poco nervioso, incluso. Mi marido es bastante conocido en la zona y ésto se va a comentar mucho. Ahora todo el mundo va a querer tirar botellas”, exclamó.

La pareja reiteró su deseo de visitar la Isla para conocer a Ricardo, Andrea y Sebastián Díaz, los hermanos que encontraron el mensaje en una botella el domingo, 19 de abril mientras caminaban por la orilla de Cayo Piñeros. Mientras, les enviarán cartas y fotos de Palmeira, apuntaron.

Desde la Redacción de La Voz de Galicia, la reportera Hermida contó que durante la entrevista con Casi Ferrer, éste se mostró “muy emocionado y se alegró mucho cuando le dijimos que íbamos a publicar la historia. Vino por aquí y nos habló de aquella noche en el barco y cómo tiró la botella”.

A la Redacción de El Nuevo Día se comunicaron diversos medios radiales y de televisión con el interés de que los hermanos Díaz les relaten su experiencia única.

Nanette Pagán Soto, madre de tres de los chicos, se expresó “fascinada” por el interés público que generó la noticia.

“Me siento bien feliz porque ha sido una experiencia enriquecedora para ellos. No todo el mundo tiene la bendición de recibir un mensaje que cruzó el océano, que viene de un desconocido y en nuestro idioma. Los nenes lo han disfrutado un montón”, comentó.


💬Ver 0 comentarios