Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Oscar López Rivera (horizontal-x3)
Oscar López Rivera estuvo casi 36 años en prisiones estadounidenses. (Ramón Tonito Zayas)

Atlanta, Georgia - Camino a Chicago, el exprisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera afirmó que espera con emoción el reencuentro con familiares y amigos en el Paseo Boricua de la ciudad a la que ha estado vinculado durante seis décadas.

“Para mí es una segunda patria”, dijo López Rivera a GFR Media en el vuelo de San Juan a Atlanta, donde hizo escala antes de llegar esta tarde a Chicago.

López Rivera será recibido en La Casita de Don Pedro y Doña Lolita, antes de que el concejal municipal, Roberto Maldonado, devele el rótulo que otorga el nombre del antiguo miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) a un pedazo de una de las calles que circunda el histórico parque Humboldt.

Como ocurrió ayer en Río Piedras, también habrá una fiesta en su honor.

“Quizás allá me emocione más. Voy a ver personas con la que he compartido por mucho tiempo. Ese pedacito de patria es un pedacito bien significativo para mí”, dijo López Rivera, quien estuvo casi 36 años en prisiones estadounidenses, y cuya condena se extinguió ayer, tras ser conmutada el pasado 17 de enero por el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama.

Sitio especial: Los caminos de Oscar López

Además de reencontrarse con familiares, muchos de ellos sobrinos, López Rivera verá por vez primera en 37 años a su compañero de lucha Carlos Alberto Torres, quien estuvo 30 años y dos meses en cárceles estadounidenses debido a sus vínculos con las FALN.

López Rivera rechazó en 1999 la clemencia que le ofreció el entonces presidente Bill Clinton, debido, principalmente, a que la Casa Blanca no incluyó a Torres ni a Haydee Beltrán en la oferta.

“Hemos compartido mucho y vemos el mundo de forma positiva. Va a ser una experiencia muy buena volver a estar con Carlos Alberto”, agregó López Rivera, quien tiene previsto regresar mañana mismo a San Juan.

López Rivera y Torres estuvieron juntos en sus años en el clandestinaje. Torres fue uno de los miembros de las FALN detenidos el 4 de abril de 1980. López Rivera fue arrestado el 29 de mayo de 1981.


💬Ver 0 comentarios