Los 55 planteles católicos de San Juan cuentan con una matrícula de unos 21,000 estudiantes. (horizontal-x3)
Los 55 planteles católicos de San Juan cuentan con una matrícula de unos 21,000 estudiantes. (Archivo / GFR Media)

Las instituciones educativas privadas del País aseguran que hoy operarán como de costumbre ante el Paro Nacional que se celebrará en la zona metropolitana, aunque reconocieron que la última palabra la tendrán sus directivos.

Tanto la Superintendencia de Escuelas Católicas de la Arquidiócesis de San Juan como la Asociación de Escuelas Privadas de Puerto Rico dejaron en manos de cada plantel la decisión de cerrar sus puertas hoy o mantener su operación corriendo como cualquier día normal.

“En caso de una escuela suspender las clases, se estaría comunicando con su comunidad (escolar). Les corresponde (a cada escuela) determinar si van a ofrecer clases o no”, reiteró Ana Cortés, superintendente de las escuelas católicas arquidiocesanas de San Juan.

Las 55 escuelas católicas de San Juan cuentan con una matrícula de unos 21,000 estudiantes.

Por su parte, Wanda Ayala de Torres, presidenta de la Asociación de Escuelas Privadas, recalcó que la decisión de mantener abiertas o cerrar las escuelas dependerá, principalmente, de su ubicación.

“Cada plantel, de acuerdo con su localización geográfica o otras directrices específicas, tomará la decisión. Cada cual tiene el derecho de actuar como quiera”, reiteró Ayala de Torres.

La directora del Southwestern Educational Society (SESO) dijo que dependerá de cada familia “ejercer su cuidado y sano criterio” para enviar o no sus hijos hoy a la escuela.

Comentó, no obstante, que en un sondeo informal que realizó en el fin de semana a través de correo electrónico, la mayoría de los directores escolares le informaron que abrirían sus colegios.

La Asociación agrupa a unas 600 escuelas del País.

En la Universidad Interamericana, las labores administrativas y académicas no han sido suspendidas, aunque estará en manos de los rectores de los recintos y decanos de las escuelas profesionales el suspender los trabajos de día si surgen situaciones imprevistas, informó el presidente de la institución universitaria, Manuel Fernós. Estos también tomarán la decisión sobre si se suspenden las clases en las escuelas elementales y superiores adscritas a cinco de sus recintos.

No obstante, los empleados que no puedan llegar a sus lugares de trabajo no serán penalizados, mientras que ya se le había solicitado a los profesores que no dieran exámenes hoy, añadió el presidente.

“Entiendo que esa marcha es una forma legítima de expresión y exhorto a los participantes a así mantenerlo y que no haya ningún contratiempo”, sostuvo Fernós.

El Sistema Universitario Ana G. Méndez, por su parte, anunció ayer que sus labores académicas y administrativas se mantendrían abiertas hoy. Sin embargo, se informó que no se penalizaría a estudiantes que se ausenten. Además, se exhortó a los profesores a reprogramar cualquier examen o actividad académica pautada para hoy.

Lo mismo hizo la Universidad Politénica, que a pesar de estar ubicada en la ruta de las manifestaciones de hoy, aseguró ayer en declaraciones escritas que operará “como de costumbre”.

En defensa de la educación

Por otro lado, miembros del Capítulo Estudiantil de la Federación de Maestros aseguraron ayer que la educación pública del País está en riesgo y los jóvenes que aspiran a convertirse en maestros deben estar en primera fila para defenderla, por lo cual hicieron un llamado a los estudiantes de todas las Facultades de Educación del País a unirse a las manifestaciones de hoy.

Las medidas de austeridad que serán impuestas como parte de la implementación del Plan Fiscal presentado por el gobernador Ricardo Rosselló y aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal atentan contra los empleos a los cuales aspiran estos universitarios, así como contra el sistema público de educación primaria y de educación superior, expresó la coordinadora del Capítulo Estudiantil, Karla Sanabria.

El cierre de cientos de escuelas públicas, los bajos salarios de los maestros de escuelas públicas y el constante aumento en los costos de las Pruebas de Certificación de Maestros son algunas de las medidas que consideran una amenaza para el País, expresó Alejandra Figueroa, portavoz del capítulo y estudiante de Educación en Historia del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Ante esto, miembros del Capítulo Estudiantil de la Federación de Maestros hicieron un llamado a estudiantes de los 52 programas de preparación de maestros del País que se unan a las manifestaciones como parte de un reclamo a favor de una educación “democrática, liberadora y con perspectiva de género”, sostuvo Figueroa.

“Es a través de las luchas de los pueblos que se han conseguido muchos de los beneficios que tenemos hoy día. El derecho a votar de la mujer, el que los maestros cobren un salario por su día de trabajo, eso no se dio porque un senador dijo que sí, fue porque se luchó por eso”, manifestó Sanabria, estudiante de Educación de nivel secundario en la UPR en Río Piedras.


💬Ver 0 comentarios