Estudiantes del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) y de la UPR en Ponce aprobaron esta tarde una moción en contra de la cuota a la matrícula de $800 que entra en vigor en enero, pero contrario a lo aprobado ayer en el recinto de Río Piedras, rechazaron el voto de huelga y la posibilidad de realizar un paro.

En una asamblea en la que participaron 1,856 estudiantes, los universitarios discutieron diversas alternativas para detener la imposición de la cuota.

Por su parte, el presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), José Ramón de la Torre, se mostró hoy complacido con la determinación de los estudiantes de Mayagüez y de Ponce.

“Esta determinación demuestra que la mayoría del estudiantado de la Universidad de Puerto Rico, ha escuchado nuestro mensaje, desea estudiar y no quiere que perdamos la acreditación y los fondos de Título IV, los cuales incluyen las becas Pell, préstamos estudiantiles y otras ayudas suplementarias”, expresó De la Torre.

Agregó que “me siento sumamente complacido con la valentía de los estudiantes de Mayagüez y Ponce, quienes defendieron su derecho a la educación y a su futuro”.

Mientras, en el Recinto de Utuado, estudiantes decretaron un paro administrativo que mantendrán en vigor hasta mañana a mediodía, informó Genaro Rodríguez, portavoz del Comité de Acción de ese recinto. Antes de esto, la rectora Iris Mercado ordenó que se soldaran los portones de entrada al recinto para evitar que estos pudieran ser cerrados en caso de una huelga.

Mientras, en el Recinto Universitario de Cayey, y en medio de una ceremonia de develación de un busto en honor a Mahatma Gandhi, estudiantes de ese centro estudiantil sacaron pancartas en contra de la cuota. En la actividad, estaba el cónsul de India en Nueva York, Prabhu Dayal.

El miércoles, y tras una asamblea en la que participaron más de 1,700 estudiantes, el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico votó a favor de un paro de 48 horas y de un voto de huelga a prtir del 14 de diciembre, si la administración universitaria no deroga la cuota de $800.