Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
El líder estudiantil dijo que el resultado final sería que la UPR tendría que reducir su matrícula, limitando el acceso a estudiantes de Puerto Rico a la opción más económica de estudios universitarios. (Alex Figueroa Cancel)

El Consejo General de Estudiantes (CGE) del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RP) rechazó hoy que el gobierno recorte $166 millones en asignaciones a dicha institución.

La posibilidad en esta reducción fue planteada por el secretario de la gobernación, Víctor Suárez, como parte del recorte de $1,500 millones que buscan para cuadrar el próximo presupuesto del gobierno.

"El CGE entiende que el gobierno no debe recortar el presupuesto del proyecto más importante que tiene nuestro pueblo, la UPR", sostuvo Guillermo Guasp, presidente del grupo estudiantil.

"La educación debe ser vista como una inversión y no como un gasto. Mediante la formación académica y la enseñanza, la UPR sirve como centro de ideas para la propuesta de soluciones a la crisis actual y la elaboración de un verdadero plan de desarrollo económico a largo plazo", agregó.

De concretarse la reducción, Guasp dijo que los primeros afectados serían los estudiantes porque la universidad tendrá menos dinero para contratar profesores y llenar plazas de docentes, lo que redundaría en menos cursos disponibles.

El líder estudiantil dijo que el resultado final sería que la UPR tendría que reducir su matrícula, limitando el acceso a estudiantes de Puerto Rico a la opción más económica de estudios universitarios.

Asimismo, indicó que el CGE ha presentado a la administración de la UPR diversas alternativas para reducir sus gastos y aumentar los ingresos. Una de ellas propone que el Departamento de Educación contrate a la UPR para ofrecer los servicios por los que paga a empresas privadas.

"¿Por qué el Departamento de Educación tiene que tener más de $200 millones en contratos a entidades privadas? Son entidades privadas que responden a favores políticos por donaciones que se dan a los partidos políticos del poder", cuestionó Guasp.

"Aquí (en la UPR) contamos con unos docentes y una facultad de Educación que bien pudieran prestar esos servicios y pudieran representar ingresos a la institución", añadió.

Por otro lado, Guasp dijo que el mencionado recorte pudiera atentar contra acreditación de la Middle States Association.

Señaló que esa entidad exige que para poder cumplir con las metas a largo plazo de la institución "tiene que haber un presupuesto asignado constante".

El CGE destacó que el presidente de la UPR, Urayoán Walker, convocó a un frente común para luchar en contra de los recortes, pero Guasp manifestó que dicha expresión no representa un esfuerzo suficiente.

También repudió la posibilidad de que se aumente la matrícula, lo que no descartó Walker esta semana al hablar de los recortes. Sin embargo, Guasp mencionó que un posible aumento de matrícula ha estado bajo consideración de la administración desde hace tiempo. Por esta razón, están atentos a un plan de reestructuración que el presidente de la Universidad no ha divulgado, pero que tendría que rendir en un informe en los próximos días.

Mientras, el CGE anunció que se unirá a una manifestación convocada por la Asociación de Profesores de Puerto Rico y la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes de la UPR, que se llevará a cabo en la mañana del jueves, frente al Capitolio.


💬Ver 0 comentarios