Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Líderes de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) le exigieron ayer a la Policía y al Departamento de Justicia que apliquen la Ley de Crímenes de Odio contra las personas que cometen actos violentos por la orientación sexual de la víctima.

Según el activista Pedro Julio Serrano, desde que se aprobó la ley, en el 2002, no se ha procesado ningún caso por esta causal.

Dijo que en los últimos años han ocurrido unos diez asesinatos motivados por odio contra los homosexuales. Entre éstos destacó el cruento asesinato de Jorge Steven López, un joven estudiante que el pasado viernes apareció calcinado y desmembrado en el barrio Guavate de Cayey.

La crítica la lanzó tras escuchar unas expresiones que calificó de “antiéticas” de parte del agente Ángel Rodríguez, de la División de Homicidios de Guayama, en medio de la pesquisa del asesinato de López. El agente indicó a un noticiario televisivo (Las Noticias Univisión) que “este tipo de personas, cuando se meten a esto y salen a la calle, saben que esto les puede pasar”.

Serrano destacó que estas expresiones sugieren a que “la víctima se buscó ser asesinado” por ser homosexual.

Mientras, la activista Ada Conde, señaló que tal insensibilidad es demostrativa de que los agentes de la Policía deben ser readiestrados para atender casos de crímenes de odio. “Es hora de que se investiguen estos casos con la sensibilidad y la premura necesaria”, destacó.

Según el superintendente auxiliar de Operaciones de Campo, Leovigildo Vázquez, los “agentes de Homicidios son personas que están adiestradas y tiene capacidades para atender de manera objetiva estos incidentes”.

Agregó que las personas que se preocupan porque no se atienden los casos deben acudir al Cuerpo de Investigaciones Criminales a dar confidencias o a aclarar dudas.

También informó que el director de la región policiaca de Guayama, Héctor Agosto, ordenó analizar las declaraciones del agente Rodríguez. No obstante, adelantó que “quizás, puedan apuntar a expresiones de precauciones que deben tomar estos jóvenes”.

Por otro lado, uno de los autores de la Ley de Crímenes de Odio, el ex senador Eudaldo Báez Galib, destacó que lo difícil de conocer si un crimen se dio motivado por el odio, es que se debe conocer la identidad del asesino.

“Aquí se sabe que hay odio, se sabe que hay persecución con las personas que pertenecen a la comunidad gay. Ahora, de que esté ocurriendo un asesinato como consecuencia de odio, no me atrevo llegar a conclusiones hasta que no haya evidencia”, sentenció el abogado.


💬Ver 0 comentarios