El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, firmó esta mañana una orden ejecutiva en la que da la directriz para que la Administración de Seguros de Salud (ASES) reglamente la contratación de los planes de beneficios de salud de los empleados de la Rama Ejecutiva de modo que puedan estar incluidas las personas cohabitantes y sus dependientes.

La orden explica que como personas cohabitantes se entenderá a “personas solteras, adultas, con plena capacidad legal, que cohabitan de manera voluntaria, estable y continua, y no están relacionadas dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad”.

Además de los cohabitantes del personal de la rama ejecutiva, se incluirán en la cubierta de beneficios de salud contratados por ASES a los dependientes legales de cualquiera de los miembros de la pareja, incluso los hijos legalmente adoptados y las personas que dependan sustancialmente de alguno ellos para su sustento, Los beneficios se otorgarán al amparo de la reglamentación que ASES establezca. 

El gobernador además ordenó a la ASES establecer un método para  comprobar la convivencia,  "que podrá comprobarse mediante una declaración jurada suscrita por los integrantes de la relación o mediante otro método que no sea oneroso para estos”.

“Esta Administración está comprometida con erradicar todo tipo de discrimen y tomará las medidas de justicia social que sean necesarias para garantizar la equidad de todos y todas las puertorriqueñas”, lee la orden.