Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un grupo de investigadores de la Universidad de Duke en Carolina del Norte, entre ellos un profesor puertorriqueño, descubrió que los lagartijos tropicales tienen la capacidad de aprender, recordar y poner en práctica las destrezas que han aprendido.

Y esto lo pudieron comprobar utilizando seis lagartijos de Puerto Rico.

El investigador principal, el ecologista boricua Manuel Leal, explicó que se determinó que los lagartijos estudiados (Anolis evermanni) poseen lo que se denomina como comportamiento flexible.  Así se define a la capacidad de adaptar y utilizar los conocimientos aprendidos a los diversos retos que se enfrentan.

De acuerdo al resumen de la investigación publicado en LiveScience, los investigadores colocaron comida bajo uno de varios discos plásticos.  Cuatro de los seis lagartijos utilizados fueron capaces de encontrar el alimento, recordar el disco bajo el cual estaba ubicado y encontrarlo nuevamente en la próxima ocasión.

 

“Cada individual resolvió el problema de una manera distinta”, explicó Leal.  “Algunos mordían la orilla del disco, otros usaban su hocico como palanca”, añadió.

Según explica la reseña, cuando los científicos colocaron la comida bajo un disco distinto, dos de los reptiles se dieron cuenta del cambio y continuaron encontrando el alimento.

Leal señaló que los resultados del estudio con lagartijos es similar a los resultados que se obtienen cuando se estudian pájaros.  La diferencia radica en que las aves se alimentan varias veces al día, mientras que los lagartijos solo comen una vez y debían recordar la ubicación de la comida de un día para otro.


💬Ver 0 comentarios