El gobernador Luis Fortuño firmó hoy la Ley de la Gran Reserva Natural del Corredor Ecológico del Noreste (CEN), que designa como reserva natural todos los terrenos públicos y patrimoniales pertenecientes a agencias, corporaciones públicas o cualquier dependencia gubernamental que comprende esta área.

También se protege con esta ley la zona marítima terrestre, los terrenos sumergidos bajo aguas navegables y sus aguas dentro del límite marino de la zona costanera al norte del CEN.

“Cualquier actividad o uso propuesto en los terrenos del CEN declarados como reserva natural estará supeditado y dará prioridad a la preservación, restauración y conservación de sus recursos naturales, conforme la política pública establecida en esta Ley de la Gran Reserva Natural del Corredor Ecológico del Noreste”, se informó mediante comunicado de prensa.

“El Corredor Ecológico del Noreste tiene un gran potencial para el desarrollo de actividades basadas en el ecoturismo y turismo de naturaleza, ayudando a diversificar los ofrecimientos turísticos de Puerto Rico”, manifestó Fortuño.