Clarisa López (horizontal-x3)
Clarisa López, quien cumple años hoy, relató el momento en que conoció que su padre saldría en libertad. (Teresa Canino)

“Celebro el mejor regalo de cumpleaños, mi querido viejo por fin podrá regresar a casa”.

Así reaccionó hoy Clarisa López Ramos, tras el anuncio de la conmutación de la sentencia de su padre, el prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera.

“Sé que pronto mi querido viejo saldrá de prisión y compartiremos vida juntos. Mientras, aquí te espero con mi música, mi sonrisa, nuestras lecturas y nuestros cafés pendientes”, expresó López Ramos al leer el mensaje en una conferencia de prensa en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan.

Fueron sus primeras expresiones públicas después de que se conoció ayer que López Rivera será excarcelado no más tardar del próximo 17 de mayo.

“Las pasadas horas han sido las más felices de mi vida”, manifestó. “Soy la hija más afortunada del mundo, porque tengo al padre más maravilloso, amoroso, sensible y solidario, el que me enseñó a resistir y luchar”.

Agregó que su hija, Karina, se encuentra en California, donde cursa estudios, y que está ansiosa de que llegue el momento de que salga de prisión.

“Hoy comienza una nueva etapa en mi vida, como me dijo mi viejo ayer, en la tarde, luego de enterarse de la noticia: ‘Este es el mejor regalo de cumpleaños para mi hija. Nunca olvides que eres mi mundo y que Karina es mi mundito”.

“Vamos a estar juntos y aprovecharemos esta oportunidad de construir nuestro futuro juntos”, añadió.

López Ramos se mostró emocionada desde que llegó a la conferencia de prensa, en la que fue recibida con una ovación y le cantaron por la ocasión de su cumpleaños.

A la rueda de prensa, organizada por la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, llegó el congresista puertorriqueño Luis Gutiérrez y asistieron representantes de diversas organizaciones sindicales, cívicas, políticas y religiosas.

Al igual que el resto del mundo, López Ramos supo ayer en la tarde que el presidente estadounidense Barack Obama había conmutado la sentencia de López Rivera.

López Rivera, de 74 años, fue encarcelado el 29 de mayo de 1981, tras ser arrestado en Chicago.

Por su vinculación a la desaparecida organización Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), los cargos de su convicción fueron de conspiración sediciosa.


💬Ver 0 comentarios