Con una inversión de sobre $3 millones, el Municipio de San Juan inaugurará la Plaza de la Barandilla para el próximo Día de las Madres.

Esta plaza está aledaña a la iglesia San Francisco y a la Universidad Carlos Albizu en el Viejo San Juan.

En rueda de prensa hoy, el alcalde capitalino Jorge Santini celebró el  “rescate y reconstrucción de esta estructura histórica” que, según relató, quedó sepultada bajo la calle en 1924, cuando se demolió la vieja Iglesia San Francisco.

“Ahora tanto los residentes, comerciantes, la academia y los turistas, tendrán un espacio abierto y muy similar al que existió”, afirmó Santini.

El Alcalde explicó que la reconstrucción sigue el modelo de la estructura original.

Por ejemplo, en una esquina de la plaza se estableció un kiosco similar al original que estuvo allí.

“La nueva plaza tiene una terminación en argamasa, instalación de postes ornamentales característicos del Viejo San Juan, construcción de jardineras e instalación de bancos”, precisó Santini.

Con el retorno de esta plaza, el municipio eliminó una “rampa horrible” que conectaba la calle Tanca con la Luna.

La construcción tomó unos dos años y medio porque enfrentó diversos escollos como la relocalización de una tubería de agua potable y la reubicación de cables de teléfono.