La reportera Keila López explica las posibles implicaciones del resultado del cónclave estudiantil.

La presidenta interina de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Nivia Fernández, dejó ayer la puerta abierta a la posibilidad de presentar algún recurso judicial que aplace la reapertura del Recinto de Río Piedras.

El portavoz de la presidenta interina de la institución académica, Joseph Martínez Huarneck, dijo a este medio que la administración universitaria realizará “la consulta legal pertinente para determinar la ruta a seguir”.

Martínez confirmó que, ayer, recibió de parte de un comité de mediación recién creado e integrado por diferentes componentes de todo el sistema universitario una exhortación a posponer la apertura de los portones del recinto riopedrense, según ordenado por el Tribunal de Apelaciones, y darle espacio al diálogo que se encuentra en proceso.

En una sentencia emitida el pasado viernes, el foro apelativo ordenó a Fernández y a la rectora interina del Recinto de Río Piedras, Carmen H. Rivera, a reestablecer el acceso al recinto a más tardar mañana, a las 6:00 a.m., y reiniciar los cursos, según el calendario académico.

La reglamentación judicial establece que una parte afectada por una sentencia del Tribunal de Apelaciones puede solicitar su reconsideración o recurrir a un foro de mayor jerarquía.

“Hay recursos legales para aplazar el término que se está concediendo y darle oportunidad (al diálogo)”, dijo ayer José Rivera Caballero, presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), al concluir la primera reunión del comité de mediación en las oficinas de la Junta de Gobierno de la UPR. Durante el encuentro, se discutió la situación fiscal de la UPR y las alternativas para sobrellevarla.

“El tribunal también tiene una función de permitir la mediación, de servir como mediador y, en este momento, ya nosotros estamos constituidos en una comisión en donde estamos planteando posibles soluciones. Este es un mensaje de esperanza”, agregó el profesor del Recinto de Carolina.

Esta no sería la primera vez que una controversia similar llega a los tribunales del País. Durante la huelga estudiantil de 2010, se llevó un planteamiento de acceso a la universidad. En ese caso, en el que figuraba como codemandante el entonces presidente del Consejo General de Estudiantes, Gabriel Laborde, el Tribunal Supremo expresó que los estudiantes no tienen un derecho a huelga, aunque sí a protestar.

Tanto el presidente de la APPU, como los líderes de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND), José Torres, y del Consejo General de Estudiantes del Recinto de Río Piedras, Wilmarí de Jesús, se unieron al llamado a la no confrontación el jueves.

“Rechazamos cualquier acto de violencia... Creemos en el diálogo y apostamos al diálogo”, expresó Torres.

Señaló que prefiere enfrentar a los tribunales que a los estudiantes que mantienen paralizado el campus en protesta por los recortes millonarios requeridos a la UPR.

Los estudiantesde Río Piedras se reunirán hoy en asamblea general para discutir los incidentes que se han producido recientemente y los resultados de los procesos de diálogo.


💬Ver 0 comentarios