Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Todos los años es la misma historia, una que causa malestar general y que provoca que el pueblo se cuestione porqué la ciudadanía sigue tratando las playas como vertederos, principalmente tras eventos multitudinarios como la Noche de San Juan.

Ayer las redes sociales se inundaron con fotografías y vídeos acerca del estado en que amanecieron playas como la de Isla Verde y Ocean Park: un mar de latas, comida y basura cubrían sus arenas.

Para expertos en el tema de las playas y el ambiente, la respuesta es sencilla.

“La gente simplemente piensa que eso (las playas) no es nuestro”, dijo Juan Rosario, de Misión Industrial.

Según el experto en el tema de desperdicios sólidos, el problema continuará hasta que el pueblo no cambie esa actitud de falta de pertenencia, “de que solo del portón a la casa es nuestro”.

“Pueden hacer todas las campañas del mundo y esto va a seguir, hasta que no se resuelva que la gente se sienta puertorriqueña de verdad, hasta que la gente no sienta que el País, que las playas y que las calles son nuestras”, agregó.

Recalcó que esta visión contrasta con el deseo de la ciudadanía de mantener sus hogares recogidos y limpios.

Evelyn García, catedrática asociada de la Escuela de Asuntos Ambientales de la Universidad Metropolitana, coincidió.

“Hay una falta de consciencia de que somos uno con el ambiente y de que ese daño nos va a ser devuelto”, dijo.

Según la experta, con acciones como esta de tirar basura en la playa, la gente suele disfrutar del momento sin pensar en las consecuencias que sus acciones puedan tener en futuras generaciones.

“No hay consciencia de comunidad. Es, simplemente, no me importa”, dijo al urgir que solo a través de la educación y la práctica el pueblo conocerá las consecuencias de sus acciones hacia el ambiente.


💬Ver 0 comentarios