Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La asamblea celebrada ayer en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) es inválida porque no siguió la nueva reglamentación universitaria, afirmó hoy Miguel Muñoz, presidente de la institución.

“La asamblea se auto invalidó a partir del momento en que se dio paso a la resolución de no consultar a la totalidad del estudiantado del Recinto sobre las determinaciones acordadas en asamblea, como lo requiere la Ley”, indicó Muñoz en un parte de prensa.

Dos semanas antes del cónclave estudiante, Muñoz divulgó las nuevas normas que regirán los encuentros estudiantiles luego que se aprobó una ley que ordena que las decisiones tomadas en asambleas sean refrendadas mediante un referéndum electrónico.

Ayer los estudiantes de Río Piedras aprobaron una moción para no someter sus decisiones al voto electrónico porque esta dicha reglamentación viola la autonomía universitaria y constituye un intento de censura.

La moción se aprobó al inicio de la asamblea por mayoría evidente y con un quórum de 1,457 estudiantes o el 10% del total de los estudiantes del recinto riopedrense.

En su informe previo a la aprobación de la moción, el presidente del Consejo General de Estudiantes, René Vargas, apuntó que esta medida constituye un conflicto de interés para los administradores de la institución porque éstos evalúan las mociones que se someterán al referéndum y controlan el proceso de votación.

Subrayó también que por su naturaleza la mayoría de las decisiones tomadas por los estudiantes no se someterían a la consulta debido a los criterios establecidos en las nuevas guías.

“Si no se consulta al estudiantado la resolución es nula toda vez que el Reglamento y la Ley 128 del 11 de agosto de 2010 establecen que toda moción que contravenga las leyes, reglamentos, normas y directrices universitarias no es válida”, argumentó Muñoz.

Muñoz señaló que según el Reglamento y la Ley 128 para que una asamblea estudiantil sea válida debe tener un quórum de 10% o más. Este quórum, indicó el funcionario, debe verificarse cada vez que se apruebe una moción que afecte directa o indirectamente a los estudiantes.

Además, la gerencia universitaria solo reconocerá como válidas las mociones que se lleven a la consulta electrónica y que logren el voto del 25% de todos los estudiantes del recinto.

“Es contradictorio defender por un lado la democracia participativa, y por otro lado, pretender coartarle a la totalidad del estudiantado el derecho a participar en asuntos tan importantes como la seguridad en nuestros recintos e iniciativas de reforma universitaria”, afirmó Muñoz.

“El Presidente del Consejo, quien es estudiante de Derecho y exsíndico estudiantil, desperdició la oportunidad histórica de defender ante la asamblea el derecho de todos los estudiantes del Recinto de Río Piedras y de demostrar un interés genuino en la seguridad de nuestro estudiantado”, agregó.

En la asamblea de ayer, los estudiantes aprobaron mociones para rechazar el plan de seguridad de la rectora Ana Guadalupe y exigir la renuncia del director de la Oficina de Seguridad, Julio Serrano, quien estuvo involucrado en un caso de brutalidad policiaca cuando formó parte de la Policía.

También aprobaron mociones para exigir a Guadalupe que asigne fondos para atender los problemas de barreras físicas que enfrentan los estudiantes con diversidad funcional y para crear una comisión permanente que vele por los derechos de estos estudiantes.


💬Ver 0 comentarios