Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Raudo y veloz, el profesor Reinaldo Ríos -autoproclamado expertos en ovnis- se mueve para investigar las circunstancias confusas en las que el aerostato de Lajas cayó esta tarde del cielo.

Ríos rechaza la versión oficial gubernamental de que el aerostato haya sido tumbado por ráfagas de viento. Su hipótesis se basa en la intervención de seres extraterrestres que frecuentan la región de Lajas.

“El aerostato siempre ha sido un enigma”, plantea Ríos en un comunicado, “de cúal es la razón verdadera de su labor allí instalada, desde que pertenece a agencias federales, hasta las versiones donde manifiestan que está allí para detectar los ovnis y estudiarlos de forma privada ya que ni al alcalde le permite el acceso ni menos ofrecen reportes de sus aparentes ejecutorias en el trasiego de drogas e indocumentados”.

Acusa también que hasta los expertos ponen en duda la versión de que fuertes ráfagas tuvieron que ver con el derrumbe del aerostato, ya que el artefacto está construido para aguantar ventoleras intensas particularmente durante el verano.

“No se descarta nada, pero la posibilidad de que algo chocara con el mismo está estudiándose, y si algo chocó no fue avión ni helicóptero porque no se ha encontrado rastro alguno de ello”, expone. Según él, vecinos alegan haber visto “entre las nubes una especie de bola de fuego que bien podría simular un ovni chocar con el mismo, o algún rayo proveniente de un objeto desconocido”.

Actualmente, Ríos tiene una campaña junto al Movimiento Raeliano Internacional para construir un “ovnipuerto” en el municipio de Lajas. Los raelianos son un movimiento que cree que la humanidad fue creada por seres extraterrestres superiores llamados Elohim, capaces de crear vida a través de la manipulación genética.


💬Ver 0 comentarios