Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

oscar lópez (horizontal-x3)
El preso político Oscar López Rivera. (GFR Media)

Por Siumell González Bermúdez

Jenniffer González Colón, actual Portavoz de la Minoría de la Cámara de Representantes de Puerto Rico y Comisionada Residente electa de Puerto Rico, se unió hoy a la petición hecha por más de cien mil personas al presidente Barack Obama para que libere a Oscar López Rivera.

González Colón, presidenta del Partido Republicano de Estados Unidos en Puerto Rico, en el pasado realizó expresiones públicas en la que condenó las actuaciones por las que Oscar López Rivera se encuentra preso. Sin embargo, en una gestión de reflexión sobre su postura anterior, hoy se sumó a la petición de clemencia al entregar una carta dirigida al presidente Barack Obama suscrita el 14 de diciembre de 2016.

La Comisionada Residente electa manifestó en su comunicación haberse sentido motivada a unirse a la petición de excarcelación de López Rivera debido a su participación en la guerra de Vietnam por la que fue condecorado con una estrella de bronce, su avanzada edad – López Rivera cuenta hoy con 73 años – y los más de 35 años que éste ha permanecido en prisión: “Hemos sido motivados por su servicio en el Ejército de Estados Unidos en donde sirvió en la guerra de Vietnam y fue condecorado con la Estrella de Bronce, así como su avanzada edad – tiene 73 años – y sus más de 35 años de prisión.” González Colón apela a la mentalidad republicana al destacar que Oscar es un veterano condecorado y evita argumentar sobre la comisión del delito por el que fue acusado y la mención del carácter de preso político que muchas voces han utilizado para solicitar su liberación. De hecho, al final de su misiva González Colón aclara que su comunicación no significa que aprueba o condona los actos que dieron pie a la convicción de Oscar López Rivera.

El argumento principal de la Comisionada Residente electa para reclamar la liberación de Oscar López Rivera consiste en lo desproporcionado de la sentencia que le fue impuesta. En su carta, González Colón enfatiza en la desproporción de la pena que extingue Oscar y el hecho de que por crímenes cometidos similares a los que dieron pie a esa sentencia en la actualidad se imponen sentencias de 20 años de cárcel, mientras que la de éste es de 70 años de prisión: “Como he mencionado antes, la convicción y sentencia de 70 años en una prisión federal impuesta al Sr. López-Rivera fue una sentencia apropiada para el momento en el que fue impuesta. Sin embargo, en comparación con condenas más recientes por delitos similares que acarrean sentencias de aproximadamente 20 años de prisión, la sentencia impuesta al Sr. López-Rivera resulta desproporcionadamente larga e injusta.”

Con esta acción, González Colón se hace eco de lasvoces que han reclamado que la sentencia de Oscar López Rivera no guarda proporción con los crímenes cometidos y a su vez se distancia de muchas de esas voces al argumentar desde una posición que no necesariamente apela a las causas tradicionalmente asociadas con la mentalidad demócrata. El liderazgo que González Colón ha ejercido dentro del Partido Republicano de los Estados Unidos y sus argumentos para unirse a la petición podrían abrir paso a que otros republicanos se sumen al pedido de clemencia al Presidente Barack Obama.


💬Ver 0 comentarios