(default-x3)

WASHINGTON – El secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, oficializó ayer las nuevas guías que obligan a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo para asuntos legales federales como los casos de quiebra, inmigración y referentes a los confinados.

El memorando, explicó Holder, persigue precisar la forma en que el Departamento de Justicia federal implantará la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos que invalidó la ley federal –DOMA, en inglés–, que reconocía el matrimonio solo como la unión entre un hombre y una mujer.

“En la medida en que la ley federal lo permita, la política pública del Departamento de Justicia es reconocer lo más posible la legalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo y todos los matrimonios que hayan sido validados en la jurisdicción en que tuvieron lugar”, indica el documento, de cuatro páginas, publicado ayer.

La nueva directiva indica expresamente que aplicará a los casos ante la Corte de Quiebras, la compensación a agentes policiales que caen en el cumplimiento del deber y los beneficiarios del fondo para víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2011 en contra de Estados Unidos.

También se implantará, entre otros ejemplos, en los asuntos relacionados al Negociado Federal de Prisiones, sus instituciones carcelarias, los procesos de inmigración, y al aplicarse estatutos como el procesamiento judicial contra personas que amenazan o lesionan a un miembro de la familia de un funcionario federal.

Contra el discrimen

El secretario Holder ha vinculado el movimiento a favor de la comunidad LGBTT con la lucha de las décadas de 1950 y 1960 en torno a los derechos civiles.

“Igual de importante que fue combatir la discriminación racial entonces y que lo es hoy, así de profundo es mi compromiso para hacer frente a la discriminación por razón de género”, indicó Holder.

Pese a que se enumeran circunstancias en las que los funcionarios de Justicia federal están obligados a implantar la política pública, Holder advierte que la directiva “no pretende ser una lista exhaustiva”.

“Esto va a cambiar la vida de un alto número de parejas homosexuales y lesbianas comprometidas”, dijo Chad Griffin, presidente de la Cadena de Derechos Humanos, el grupo ante el cual Holder adelantó el sábado su intención de emitir el memorando.