(horizontal-x3)
Valdivieso comenta en el informe que el gobierno municipal desembolsó $690,000 entre junio 2013 y 2014 para la adquisición de propiedades

La Oficina del Contralor de Puerto Rico (OCPR) emitió hoy un informe sobre una auditoría realizada al Municipio de Las Piedras en el que, entre otras cosas, muestra el derroche de fondos públicos en este ayuntamiento, que para el año fiscal 2014-2015 tenía un déficit de $3 millones.

A pesar de estos hallazgos, la contralora Yesmín Valdivieso, emitió una opinión favorable de las operaciones fiscales en el área. El documento contiene 11 hallazgos y dos comentarios especiales sobre la auditoría realizada en el Municipio de Las Piedras entre el 1 de enero de 2012 al 30 de junio de 2015.

Un comentario especial, según explica la OCPR, es una situación que no necesariamente implica violaciones de leyes y de reglamentos, pero que tienen un efecto sobre el erario.

Valdivieso comenta en el informe que el gobierno municipal desembolsó $690,000 entre junio 2013 al 2014 para la adquisición de propiedades que, a principios del 2016, aún no habían tenido ninguna utilidad.

De esa cifra, la mayor inversión se hizo para la compra de un edificio por $650,000 con el propósito de mudar las oficinas municipales de Asuntos Federales, la de Documentos Públicos, la de Head Start y la Oficina para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (OMEAD). 

De esta manera, el municipio pedreño se ahorraría los $5,050 mensuales que pagaba en renta a entidades privadas por cada uno de los locales donde se encontraban estas oficinas.

Sin embargo, cuando los auditores de la oficina del Contralor visitaron el lugar, se encontraron con un edificio abandonado sin que se hubiese hecho la mudanza de las dependencias municipales.

En su contestación al informe preliminar de la OCPR, el alcalde Miguel López Rivera, señaló que cuando se compró el edificio, estaban conscientes de que tendrían que hacerle mejoras a la estructura. 

Para esas reparaciones pensaban solicitar un empréstito al Banco Gubernamental de Fomento, que para ese momento se quedó sin liquidez y el Municipio de Las Piedras no pudo contar con el préstamo que necesitaban para hacer las mejoras estructurales.

“En estos momentos, aún con la situación económica prevaleciente, nos encontramos en proceso de identificar una fuente adecuada de fondos, para habilitar el edificio y mudar las Oficinas municipales. Dentro de estas opciones está la de establecer una Alianza Público Privada”, dijo el Alcalde en su misiva a la OCPR.

Según el informe, lo mismo ocurrió con un terreno que obtuvo la municipalidad por $40,000 para la construcción de un centro comunal, pero que almomento de la auditoría no se había comenzado ningún proyecto de construcción. La OCPR adjudicó este despilfarro a la mala planificación de la administración municipal.

“Situaciones económicas ajenas al municipio de Las Piedras han sido las causantes de esta situación y no una mala planificación de la actividad como señala la OCPR”, ripostó el ejecutivo municipal.

Por otra parte, entre los años fiscales de 2009 al 2012, el Municipio de Las Piedras otorgó tres donativos por $175,330 a una liga de voleibol que no remitió los informes trimestrales sobre el uso dado a los donativos, según establece el Reglamento de Fondos Autorizados del municipio. 

Por lo que los auditores no pudieron corroborar si los jugadores y entrenadores recibieron su paga ni el detalle de cuál fue el uso que se le dieron a estos fondos públicos.

Asimismo, la auditoría también reveló que, para junio de 2014, el encargado de la propiedad municipal no pudo localizar 403 equipos valorados en $163,048.

Otros de los hallazgos que también incluye el documento son: falta de controles en las operaciones y el uso de los vehículos municipales; contratación de dos obras sin obtener los permisos de construcción; déficits presupuestarios en el fondo operacional y sobregiros en fondos municipios y falta de fiscalización por parte de la Comisión de Auditoría de la Legislatura Municipal. 


💬Ver 0 comentarios