Fachada del CDT remodelado por el municipio sin realizar una subasta. (horizontal-x3)
Fachada del CDT remodelado por el municipio sin realizar una subasta. (Archivo / GFR Media)

La administración del alcalde de Guánica, Santos Seda Nazario, fraccionó la remodelación del Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) doctor Juan Santiago en cuatro contratos para evitar realizar una subasta pública. Tuvo un monto inicial de $730,000, según reveló una auditoría de la Oficina del Contralor publicada hoy.

Esta acción llevó a la contralora Yesmín Valdivieso a emitir una “opinión parcialmente adversa sobre las operaciones fiscales del municipio de Guánica”, dijo en un comunicado de prensa.

La conclusión la emitió tras realizarse una auditoría de las ejecutorias en el municipio entre el 1 de marzo de 2013 al 30 de junio de 2015.

El hallazgo principal de la auditoría fue el proceso realizado para remodelar el CDT. El documento establece que el mismo se fraccionó en cuatro contratos, los cuales se les otorgaron a tres contratistas. El monto inicial de la obra fue de $730,000.

“Esta cantidad ascendió a $916,007 tras una orden de cambio y siete aditivas. Los costos individuales no excedieron el límite establecido por ley de $200,000, por lo cual el municipio no celebró subasta pública. El municipio tampoco les exigió a los contratistas las fianzas y pólizas requeridas antes de formalizar los contratos. Estas situaciones impiden la libre competencia y dejan sin garantías al municipio en caso de que los contratistas no terminaran la obra”, afirmó la contralora.

El alcalde contestó el señalamiento y explicó que la urgencia de dar el servicio de salud fue la que llevó a fraccionar las obras.

“En relación al proyecto de remodelación de CDT Municipal, el mismo fue realizado utilizando el mecanismo de subasta informal en dos fases. Debido a la situación precaria en que se encontraban las facilidades del centro y a la necesidad urgente de servicios de salud por parte de los guaniqueños, el proyecto cualificaba para ser atendido como una emergencia”, detalló.

Asimismo, la auditoría señala que se construyeron cuatro proyectos sin los permisos previos de la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPE).

Valdivieso comentó que “el CDT, por ejemplo, obtuvo el permiso de construcción seis meses luego de otorgado el primer contrato de su remodelación. El Monumento a los Soldados y el Paseo de los Guaniqueños tampoco obtuvo el endoso del Instituto de Cultura Puertorriqueña requerido por su ubicación en la Plaza de Recreo”.

En este caso, Santos Seda dijo que “durante el periodo auditado se realizaron varios proyectos en los alrededores de la Plaza Pública y la casa Alcaldía. El proyecto de Monumento a los Veteranos fue un compromiso con estos servidores de la libertad y la democracia por los pasados veinticinco años el cual le añadió valor cultural a nuestra plaza al igual el Paseo de los Guaniqueños Ilustres. El proyecto del Centro de Salud si cuenta con su permiso de construcción, el cual fue radicado tardíamente por problemas con la oficina de OGPE”.

Por otro lado, la contralora señaló que sus "auditores identificaron que el municipio no había cobrado $47,118 en arbitrios de construcción ni retuvo dicho importe en los pagos efectuados a los contratistas cuyos contratos ascendieron a $1.1 millones. Como consecuencia, Guánica dejó de recibir esos ingresos para atender necesidades operacionales”.

Asimismo, la auditoría revela que los directores de Finanzas no obligaron los créditos presupuestarios de casi $1 millón para el pago de los contratos y se dejó de cobrar $68,665 del arrendamiento de los centros comunales y el Club Puertorriqueño de Ensenada-Guánica al cederlos gratis.

Ante estos señalamientos, el alcalde dijo que instruirá a su Oficina de Finanzas a atender estos problemas.


💬Ver 0 comentarios