El vertedero de Toa Alta se encuentra en la parte superior del sistema acuífero de la costa norte de Puerto Rico. (horizontal-x3)
El vertedero de Toa Alta se encuentra en la parte superior del sistema acuífero de la costa norte de Puerto Rico. (GFR Media)

La Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) ordenó hoy el cierre del vertedero de Toa Alta, ya que puede presentar amenazas potenciales para la salud humana y del medio ambiente.

La EPA emitió una orden al municipio para que, junto con los operadores actuales y pasados del vertedero, tomen medidas inmediatas para que la instalación deje de recibir basura en o antes del 31 de diciembre.

Estas incluyen reparar sistemas de recogido de lixiviados, cubrir las áreas expuestas del vertedero diariamente para ayudar a controlar los olores y material que pudiese volar, cubrir las áreas inactivas, e inspeccionar las cargas entrantes de residuos para separar los desperdicios peligrosos y los materiales prohibidos.

Mediante comunicado de prensa, la EPA indicó que uno de los problemas más graves que debe abordarse inmediatamente es el sistema de recogido de lixiviados del vertedero, que no está funcionando. 

El vertedero de Toa Alta se encuentra en la parte superior del sistema acuífero de la costa norte de Puerto Rico, que es un abasto potencial de agua potable. El vertedero se ubica adyacente a una comunidad residencial.

“Las violaciones en este vertedero pueden representar una amenaza inminente para la comunidad, por lo que la EPA está usando su autoridad para requerir acciones inmediatas para resolver estos problemas a la vez que se protege a la comunidad y el acuífero”, dijo Catherine McCabe, administradora regional Interina de la EPA.

“A lo largo de Puerto Rico, la EPA ha estado tomando acciones similares en vertederos donde tenemos autoridad para hacerlo, mientras trabajamos con el gobierno de Puerto Rico para mejorar su programa general de manejo de desechos sólidos”, agregó.

La orden de la EPA se produce después que la Junta de Calidad Ambiental (JCA) multara al Municipio por varias violaciones a reglamentos ambientales en los últimos años. Sin embargo -y pese a dichos señalamientos-, las operaciones en el vertedero continuaron deteriorándose.

El vertedero de Toa Alta ha estado recibiendo desperdicios desde 1966. 


💬Ver 0 comentarios