portones UPR (horizontal-x3)
Los portones de la universidad pública continúan bloqueados. (Archivo / GFR Media)

El Tribunal de San Juan emitió esta tarde una orden para que la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras acate el mandato del Tribunal de Apelaciones emitido el pasado 5 de mayo a fin de reestablecer el libre acceso a las instalaciones del campus universitario.

“Queda apercibida la parte demandada, a través de su Presidenta Interina y Rectora Interina, que es un sano principio de derecho que la observancia de las órdenes de los tribunales por parte de aquellos contra quienes van dirigidas, es de cardinal importancia para la administración de la justicia. Nuestro Tribunal Supremo ha reiterado que la facultad de imponer desacatos es un poder inherente a la función judicial”, dicta la orden de la jueza Lauracelis Roques Arroyo.

De no cumplir con el mandamus, el Tribunal “emitirá el remedio que en ley proceda, que podrá incluir el desacato civil”.

Los regentes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) solicitaron hoy a Roques Arroyo que no les impongan sanciones y que inicie un proceso de mediación independiente "entre todas las partes concernidas bajo su jurisdicción".

En un escrito titulado "Moción en torno a la ejecución de la orden de mandamus e injunction preliminar y sobre otros extremos", el licenciado Enrique Figueroa Llinás enumera las gestiones y resultados de acciones realizadas por la gerencia de la UPR para cumplir con la orden que exigía a la rectora interina del recinto riopedrense, Carmen Rivera, abrir los portones de la institución en o antes del 11 de mayo a las 6:00 a.m.

Lee la moción

Orden de la jueza

La orden también pedía restablecer el acceso "libre y seguro" y continuar con las labores académicas del campus universitario "conforme al calendario educativo vigente".

En la moción, Figueroa Llinás detalló las cartas circulares enviadas por Rivera y la presidenta interina, Nivia Fernández, a la comunidad universitaria y el plan de encaminado para restablecer las labores académicas, entre otras acciones para cumplir la orden.

La petición de la UPR se produjo luego que la representación legal de la estudiante, Anamar Menéndez González, sometiera ayer una moción al Tribunal en la que hace constar que la administración universitaria no ha cumplido con la orden del Apelativo para restablecer el acceso al campus de Río Piedras y ofrecer clases.

El próximo martes 16 de mayo, la jueza Roques Arroyo celebrará una vista de seguimiento a la demanda interpuesta por cinco estudiantes del recinto de Río Piedras.

Inicialmente, la togada rechazó emitir la orden para la apertura del recinto, pero el Tribunal de Apelaciones revocó su determinación.


💬Ver 0 comentarios