Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

protesta Junta control fiscal (horizontal-x3)
Ante el incremento de miembros de la Policía, los manifestantes formaron una cadena humana frente a la entrada principal de las instalaciones.

Un grupo de entre 30 a 40 manifestantes que adoptaron el nombre “Jornada Se Acabaron Las Promesa” bloquearon hoy, lunes, por cuatro horas y media las entradas principales del complejo de GFR Media que alberga las redacciones de los periódicos El Nuevo Día, Primera Hora e ÍNDICE, al igual que la Oficina de Administración de Veteranos.

La manifestación culminó a eso de las 5:30 a.m., luego que la Unidad de Operaciones Tácticas hiciera entrada al complejo noticioso y moviera a los manifestantes para que los camiones pudieran salir a hacer sus entregas de periódico. 

Seis manifestantes fueron arrestados. 

El director de Seguridad de GFR Media, Pedro Ramírez, explicó que el grupo de manifestantes llegó hasta las instalaciones cerca de las 1:30 de la madrugada del lunes y procedieron a bloquear ambas entradas que dan acceso al lugar. Utilizaron largos cruzacalles y colocaron paletas de madera en ambos accesos viales.

“Los manifestantes llegaron en manada, procedieron a bloquear ambas entradas y no permiten la salida ni entrada a las oficinas. Tanto personal de la Policía de Puerto Rico como yo hablamos con el que se identificó como el líder y están protestando a El Nuevo Día por el supuesto apoyo del periódico a la Junta Fiscal de Gobierno y la ley PROMESA”, indicó Ramírez.

Con pancartas y altavoces, los protestantes alegaron que la empresa, ubicada frente a City View Plaza, en la PR-165 en Guaynabo, está a favor de la impuesta Junta de Control Fiscal.

Los manifestantes no permitieron la salida de cuatro camiones que transportan la tirada de periódicos para el área metropolitana. Los camiones estuvieron horas esperando en lo que se resolvía la situación. Del mismo modo, tampoco permitieron la salida de los reporteros de ELNUEVODIA.COM Y PRIMERAHORA.COM.

Ante el incremento de miembros de la Policía, los manifestantes formaron una cadena humana frente a la entrada principal de las instalaciones. Minutos después, los manifestantes accedieron a permitir la salida de los empleados, pero enfatizaron que no permitirían el paso de los camiones que llevan la tirada del área metropolitana.

Fuera de los estribillos en contra de El Nuevo Día, los manifestantes no intentaron ingresar al complejo, aunque sí documentaron con fotos y vídeo lo que ocurrió.

En un vídeo grabado por Ramírez, uno de los portavoces expresó que la razón de sus acciones es contra los periódicos de la familia Ferré Rangel por entender que su línea editorial es a favor del establecimiento de la Junta y de la “agenda a favor de PROMESA”. Asimismo, enfatizaron que era en reacción a que el periódico funja como “auspiciador de la primera conferencia de PROMESA”.

Uno de los portones de GFR Media que fue bloqueado por manifestantes.
Uno de los portones de GFR Media que fue bloqueado por manifestantes.


💬Ver 0 comentarios