Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Vieques - Un extraño animal salvaje merodea por los verdes campos y comunidades de esta isla municipio. Solo así se explican los recientes hallazgos de caballos, gallinas y conejos muertos, en hechos que algunos atemorizados viequenses atribuyen a una pantera negra que supuestamente se le escapó a un turista estadounidense.

Otros dicen que se trata de un jaguar. Y hay quien habla del regreso del famoso Chupacabras, cuya existencia no parecen dudar por un segundo.

Sea lo que sea, José Martínez y su esposa Jeami Peralta, residentes del barrio La Hueca, no tienen la menor duda de que hace un mes “algo extraño” mató a sus 30 gallos y gallinas.

“Fue algo espantoso”, dice la mujer.


“Esa noche nosotros fuimos a una fiesta de cumpleaños”, cuenta Martínez. “Llegamos a nuestra casa como a las 11:00 p.m. Nos acostamos a dormir y a eso de las 5:30 de la madrugada me despierto para darle comida a los gallos y las gallinas”.

“Estaba oscuro así que bajé con un ‘flashlight’. Cuando llego vi a los gallos que tenía en las jaulas muertos, con agujeros en el lomo y bien pálidos, porque no tenían sangre”, dijo el hombre de 26 años, que labora en la construcción.

La pareja asegura que esa noche no escuchó ruidos, por lo que presume que el ataque ocurrió mientras estaban fuera de la casa.

“Parecía un campo de guerra. El animal que mató hizo fiesta”, dijo Peralta, al describir la escena de la matanza de gallos y gallinas, cuyos agujeros en el lomo eran del grueso de un sorbeto.

Esta joven de 21 años y madre de dos hijos pequeños cree que se trata del legendario engendro que atemorizó a vecinos de varios municipios del país -y que después atacó también en varios países latinoamericanos y algún estado del sur norteamericano- a partir de 1992. “Un perro no fue. Para mí puede ser el Chupacabras”, sostuvo el ama de casa.

El Nuevo Día visitó el lugar de los hechos, que está rodeado de maleza. El cadáver descompuesto de una gallina aún yace allí, así como varias jaulas de metal regadas por el lugar. Hay una especie de huella de un animal.

Martínez, quien guarda evidencia fotográfica de todo en su celular, se querelló con la policía estatal, pero nada ha pasado. No le han dicho qué o quién pudo haber sido el responsable.

El comisionado de la policía municipal, José Belardo, sostuvo que se comunicó con la Defensa Civil y con Manejo de Emergencias y nadie ha confirmado la existencia de un animal salvaje.

“No hay evidencia física ni información concreta de nada. Todos son rumores. Es más, hay gente que no habla de una pantera, mencionan simplemente colmillos”, dijo.

Belardo afirmó conocer los rumores de que alegadamente el radar de la Marina captó una foto de un animal pero como son terrenos federales dijo que la policía no tiene acceso. También afirmó que existe temor en la comunidad viequense. "Ante esta situación no podemos descartar que hay temor, y si fuera cierto que existe una pantera sería preocupante", expuso Belardo, quien sostuvo que no se pusieron en vigor ningún tipo de estrategia para una cacería.

Pero ese no es el único suceso que ha alterado la paz en la Isla Nena.

En el sector Martineau, que queda a varias millas del barrio La Hueca, algo mató hace poco a varios conejos de un vecino de la comunidad, según Peralta.

“Si es la pantera, entonces ha recorrido mucho”, expuso.

La supuesta pantera alegadamente también ha matado varios caballos. No sería de extrañar, pues en Vieques es común ver equinos paseando libremente por las calles.

Hay diversas versiones sobre la supuesta pantera. Una de ellas sostiene que se le escapó a un turista estadounidense -cuya identidad nadie conoce- que llegó hace semanas en un yate a la playa de Punta Arenas. Alegadamente el hombre bajó con su “mascota” a la isla y el animal escapó monte adentro.

Algunos viequenses dicen que el turista ofrece una recompensa de $5,000 a quien encuentre su mascota, pero este diario no vio un solo letrero que anunciara la búsqueda.

Otra versión es que personal del Servicio de Pesca y Vida Silvestre le incautó al hombre la pantera pero que el animal se les escapó. De hecho, alegan que hay una foto del animal captada por el radar de la Marina.

Mike Barandiran, biólogo de Pesca y Vida Silvestre, negó esa versión.

“Nosotros estamos en el campo día y noche, como siempre, pero no estamos de cacería y nadie está alerta”, apuntó Barandiran al agregar que no han podido identificar a los supuestos testigos que vieron al animal.

En La Hueca, los vecinos no saben qué pensar.

Rafael Carambot cree la versión de la pantera. “Yo no la he visto. He escuchado rumores y hasta cierto punto lo creo, porque sé de alguien que le mataron los gallos. También escuché de caballos muertos que le comieron los muslos”, dijo el hombre, quien realizaba trabajos de mantenimiento en una de las casas del sector.

“Yo no sé pero tampoco dudo”, dijo.

La alcaldesa Evelyn Delerme no estuvo disponible para reaccionar a esta situación.


💬Ver 0 comentarios