basura (horizontal-x3)
Cabo Rojo y Arecibo aprobaron ordenanzas municipales para implantar el cobro por recogido de basura. (GFR Media/Archivo)

La crisis económica que atraviesa la Isla y la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) han provocado que el tema del cobro por el recogido de basura en las zonas residenciales haya cobrado fuerza nuevamente y los alcaldes hablen ya de la posibilidad de que sea implantado en los 78 municipios de la Isla, revelaron algunos ejecutivos municipales a endi.com.

Y es que luego que las Legislaturas Municipales de Cabo Rojo y Arecibo aprobaran ordenanzas para implantar dicho cobro, solo falta que uno de estos lo traduzca en ingresos para que el resto de los pueblos les imponga algún cargo a sus residentes.

“Cuando se comenzó con el chavito en Caguas (el Impuesto de Venta y Uso municipal), todo el mundo criticaba. ¿Qué pasó? Todo el mundo lo implementó. Lo que hay que hacer es hacerlo como lo hizo Caguas. Uno va primero y después los demás. Aquí lo que es un poco difícil es por la forma en que se pueda hacer el pago”, afirmó el presidente del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) y alcalde de Maunabo, Jorge Luis Márquez Pérez.

Cabo Rojo aprobó el pasado 14 de diciembre su ordenanza del cobro por el recogido de basura. El alcalde Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz señaló que como primera etapa se ha comenzado a implantar con los comerciantes. Estos pagarían de $80 a $120 por canasta o tangón de basura.

Dijo que en la actualidad están en la etapa de informar el cobro y darles la opción a los comerciantes de contratar a una compañía privada o pagarles por el servicio.

La segunda etapa sería el cobro a los residentes. El cargo sería de $9.50 por dron. Si solo tiene un dron y se le recoge una vez en la semana, el monto pudiera ser de $494 al año.

“Una de las dificultades que hemos encontrado es cómo se puede cobrar a los ciudadanos. Si en la factura de agua o de luz que nos permiten cobrar. Entiendo que ha habido unos tranques. La cuestión es encontrar el método para poder cobrar que no sea casa por casa al ciudadano”, planteó.

Arecibo, entretanto, cobrará $2.50 semanales o $130 anuales por el recogido de desperdicios sólidos en los hogares, según la ordenanza aprobada ayer por la Legislatura Municipal.

La ordenanza también plantea que el municipio debe buscar la manera de realizar el cobro.

“Se autorizará al alcalde a alcanzar convenios con el gobierno estatal o federal, así como con el CRIM, corporaciones públicas y privadas para establecer un sistema eficiente para el cobro de la tarifa antes impuesta”, lee el documento.

El alcalde Carlos Molina confirmó la firma de la ordenanza, pero al igual que Márquez, indicó que el primer escollo de la iniciativa es la manera en que cobrarán el cargo.

“La realidad actual de los municipios es que el gasto mayor es el de la basura y ya nosotros no tenemos como pagar. En Arecibo pagamos alrededor de $3 millones anuales y ese costo es casi imposible pagarlo. Todos los años hacemos pagos irregulares a las compañías que hacen el recogido. Ahora mismo tenemos una deuda de $5 millones”, dijo Molina.

Según el alcalde arecibeño, la firma de la ordenanza pone en marcha la iniciativa que comenzará con el requerimiento de propuestas a compañías para que establezcan cómo harían el cobro. Además, deberán hacer un censo de las residencias en la Villa del Capitán Correa.

No obstante, aseguró que Molina que el municipio no dejará de realizar el recogido de basura, aun las personas no realicen el pago.

No saben cómo cobrar

Es, de hecho, la manera en que se les cobrará a los residentes por el servicio lo que ha detenido por años el que los municipios impongan un cargo por el recogido de basura.

El problema, indicó el alcalde de Fajardo, Aníbal Meléndez, es que en las ocasiones que han tratado de llegar a convenios con las corporaciones públicas que emiten facturas mensuales a los residentes -como la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA)- les han querido imponer un pago por servicio muy caro.

“Cuando yo era presidente de la Federación de Alcaldes y Aponte (el fenecido alcalde de Carolina, José Aponte de la Torres) de la Asociación, las dos agencias se tiraron para arriba en cuanto a la cantidad que nos cobraban”, dijo el fajardeño.

Lo que sí concuerdan los alcaldes entrevistados, entre los que se encuentra el presidente de la Asociación de Alcaldes, Rolando Ortiz, y el de Comerío, Josean Santiago, es que el tema sobre el cobro por el recogido de la basura se ha vuelto recurrente desde que trascendió que por orden de la JSF se les eliminarán a los municipios los subsidios.

“Para mantener los servicios, los municipios tendrían que buscar fuentes de recaudos y el cobro del recogido está ahí, porque representa un costo altísimo para los municipios”, dijo Santiago.

Cabo Rojo, por ejemplo, paga $1.9 millones anuales por el recogido de desperdicios sólidos.

El presidente del CRIM precisó que los municipios más pequeños, de entre 4,000 y 5,000 ciudadanos pagan entre $200,000 y $300,000 solo a los vertederos en los que depositan la basura. Esa suma no incluye los gastos en personal y en camiones para hacer el recogido.

Varios municipios ya cobran por parte del servicio

Es la Ley 81 de Municipios Autónomos la que les da la potestad a los municipios de cobrar por el servicio de recogido de desperdicios sólidos. De hecho, ya hay pueblos que han lidiado con la problemática del cobro por el recogido y han buscado la manera de disminuir este gasto.

Carolina, por ejemplo, aprobó una ordenanza en 1985 que establece que “todo proyecto de nueva vivienda que se construya tiene que establecer en la escritura de compraventa queel propietario tiene que hacerse cargo del recogido de basura”, precisó Santiago, quien fue vicealcalde de ese pueblo.

Bayamón también ha establecido que los residentes de apartamentos deben hacerse cargo de la disposición de la basura.

Aguadilla, en cambio, lleva varios años cobrándoles a los comerciantes, informó el alcalde Carlos Méndez.

“La opción es o ellos contratan a una compañía privada o nos pagan a nosotros”, sostuvo.

Dijo que implantaría el cobro a los residentes solo si se llega a un consenso entre todos los municipios para hacerlo al unísono.

Por otro lado, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, incursionó durante las pasadas Fiestas de la Calle San Sebastián con el cobro del recogido de la basura a los comerciantes del Viejo San Juan.

La alcaldesa se limitó a indicar que fue “una cantidad mínima”.

“Como política pública es algo que todavía no hemos analizado concretamente”, añadió.

La reportera Ivelisse Rivera Quiñones colaboró con esta historia. 


💬Ver 0 comentarios