El nido que eclosionó tenía 74 huevos, de los cuales salieron 48 crías. (horizontal-x3)
El nido que eclosionó tenía 74 huevos, de los cuales salieron 48 crías. (Suministrada)

El primer nacimiento de tinglares de la temporada, en este año, se reportó esta semana en la playa California de Maunabo, el pueblo con más nidos de tortugas marinas en toda la Isla.

El coordinador del Programa de Tortugas Marinas del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Carlos Diez, informó que la eclosión fue del primer nido registrado, a principios de marzo pasado, por el grupo tortuguero Amigos del Mar.

El nido, explicó el biólogo, tenía 74 huevos, de los cuales salieron 48 crías. De esas, 26 estaban atrapadas en el nido y fueron liberadas más tarde con ayuda de voluntarios de la organización protectora de la especie, considerada la tortuga marina más grande del mundo.

Diez explicó que los tinglares pueden poner huevos cada nueve a 12 días, y lo pueden repetir varias veces durante una misma temporada. Por lo general, una vez construido el nido, pueden pasar 60 días hasta que eclosione, dependiendo de la temperatura del sol.

“Las playas las compartimos con las tortugas y, para estas especies, la playa no es un área de recreación, sino de supervivencia para poner sus huevos. A veces ponen los huevos debajo de la arena y no nos percatamos que están ahí, por lo que debemos ser cuidadosos y conservar las playas limpias”, dijo.

“El hecho de que se vea a una tortuga salir a la orilla a poner huevos, es un proceso natural, y si las personas lo ven, deben dejarla tranquila. La recomendación es que ella continúe el proceso sin la intervención de alguien, a menos que haya una amenaza directa, como puede ser un perro o, incluso, un humano”, agregó Diez.

A la fecha, se han reportado 435 nidos en todo Puerto Rico, siendo Maunabo el municipio con la mayor cifra: 100. Otras áreas con números significativos son el pueblo de Dorado y el Corredor Ecológico del Noreste, con 90 cada una.

El tinglar es una especie en peligro de extinción y hay estatutos federales que los protegen. De hecho, hay penalidades por acercarse al animal sin permiso o sin causa justificada. 

Diez solicitó, por lo tanto, que si alguna persona está en la playa y observa una tortuga marina o algún nido, llame al Cuerpo de Vigilantes del DRNA al (787) 724-5700.  


💬Ver 0 comentarios