Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

WASHINGTON – El jefe de la oficina de Jacksonville (Florida) del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos ha confirmado que las  expropiaciones de viviendas no son necesarias para garantizar la obtención de permisos del proyecto del gasoducto.

El coronel Alfred Pantano, quien tiene a su cargo el proceso de evaluación de la gigantesca tubería que transmitiría gas natural, hizo la advertencia en una carta que le envío ayer al congresista boricua Luis Gutiérrez y en la que contradice argumentos esbozados por el gobernador Luis Fortuño.

“Usted pregunta específicamente si la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y el Gobierno de Puerto Rico deben tener posesión  de la propiedad sobre la cual se construiría el gasoducto para poder obtener el permiso del Cuerpo de Ingenieros.  La respuesta sencilla es: no”, indicó Pantano en la  carta enviada a Gutiérrez.

En octubre, el gobernador Fortuño, al justificar las expropiaciones de residentes del centro de la Isla, mantuvo que “para obtener permisos tú tienes que tener control de la tierra, si no el gobierno federal no te va a dar el permiso”.

“Queda claro que esta es otra mentira de quienes quieren imponer a la fuerza el gasoducto sobre la voluntad del pueblo”, indicó Gutiérrez, demócrata por Illinois, al divulgar la carta de Pantano.

Por otro lado, Gutiérrez sostuvo que el borrador de evaluación emitido el miércoles por el Cuerpo de Ingenieros –en el que no objeta el gasoducto- no debe interpretarse como un adelanto de que el gobierno federal autorizará la tubería de gas natural, que recorrería más de 90 millas.

“Como lo reitera el coronel Pantano en su carta, esto es solo parte del proceso federal de evaluación de la solicitud del permiso.  Pero, aún si al final de ese proceso el Cuerpo de Ingenieros aprobase ese permiso ese gasoducto no se hará realidad”, sostuvo Gutiérrez, quien ha fiscalizado la evaluación que hace el gobierno federal del proyecto.

Gutiérrez pronosticó que “el pueblo seguirá expresando de muchas maneras su oposición a este proyecto sin sentido, peligroso y que malgasta su dinero.  Y, es ese pueblo quien tiene la autoridad final para denegar de forma efectiva el permiso”.

Pantano, de todos modos, reiteró en la carta que una vez termine el próximo día 30 el período de comentarios públicos entonces tomará la decisión final sobre si en este caso son necesarios una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) y un proceso de audiencias públicas.

 


💬Ver 0 comentarios