Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Mientras el Vaticano inicia mañana las reuniones de cardenales de cara a la elección de un nuevo papa, en Puerto Rico la jerarquía de la Iglesia católica continúa un proceso para fortalecer sus postulados tradicionales y arraigarse más en el país.

Los obispos usan de referencia el llamado para hacer una nueva evangelización hecho por el papa Juan Pablo II hace 30 años y que en el 2007 retomó el ahora retirado papa Benedicto XVI. Durante la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, celebrada en la ciudad Aparecida, en Brasil, el papa hizo un llamado urgente de evangelizar en Latinoamérica para enfrentar la disminución del número de católicos, el avance del secularismo hedonista y la penetración de otras religiones, como reportó entonces la agencia de noticias EFE.

Para hacer esa nueva evangelización, aquí se han discutido los retos y cómo enfrentarlos, pero siempre desde las creencias tradicionales de esa institución, como su defensa de que el matrimonio solo se reconoce cuando es entre un hombre y una mujer, que los católicos casados por la Iglesia, divorciados y vueltos a casar no pueden comulgar y que la mujer no puede ser sacerdotisa.

Así lo explicaron los seis obispos del país en entrevistas con El Nuevo Día en las que se evaluó el estado de la institución religiosa. Para estos líderes, la Iglesia choca con “un paradigma de valores secularizados que están rigiendo al mundo moderno y el paradigma de la Iglesia es el del cristianismo que enfatiza en la dignidad de la persona y los principios morales”, sostuvo el obispo de Mayagüez, Álvaro Corrada del Río.

A esa institución están afiliados entre el 75% y el 85% de los boricuas, según estiman diversas fuentes de información, entre ellas la Enciclopedia del mundo cristiano. De los seis jerarcas católicos entrevistados, solo el arzobispo de San Juan, Roberto González, ofreció datos y dijo que un censo hecho en la arquidiócesis de San Juan en el 2012 –limitado por los controles de acceso– reveló que entre el 65% y el 70% de los residentes es católico. “De un 15% a un 20% de los católicos asiste a la misa dominicalmente”, indicó.

Corrada del Río explicó que contabilizan a quienes se bautizan, hacen la comunión o se casan por la Iglesia. Aseguró que “el matrimonio va en picada”, y reconoció que “no necesariamente la práctica católica es de un 70%, aunque se identifiquen como católicos”.

No obstante, y como un reconocimiento del crecimiento del protestantismo en la Isla versus el catolicismo, en el 2008 se estableció la nueva diócesis Fajardo-Humacao.

Para fundarla, se consideró “un área del país donde ha habido un crecimiento notable de iglesias protestantes, a pesar de que en Puerto Rico el catolicismo se mantiene cerca del 60%. Sin embargo, en esa área no es así, es como el 35% o 40%, y eso nos lleva a establecer la estructura diocesana que no la tenemos. La idea es afianzar la Iglesia con fuerza en el este de Puerto Rico”, explicó el obispo de esa diócesis, Eusebio Ramos Morales.

Sobre la nueva evangelización, Ramos Morales dijo que se trata “de que la Iglesia se haga más efectiva, más pastoral, más misionera y pueda corresponder a las grandes necesidades que tienen la mujer y el hombre, y concretamente a la familia. Urge afirmar la doctrina, la naturaleza, la identidad de la familia, según el Evangelio, hombre y mujer”.

Con la familia en mente

Fortalecer la familia tradicional fue un tema recurrente en el diálogo con los obispos, de hecho, el año pasado la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) fundó el Instituto para el Matrimonio y la Familia para ofrecer cursos y consejería a estudiantes, indicó su director, Macías de Céspedes.

Sobre los cambios que se le piden a la Iglesia, el obispo de Caguas, Rubén González, dijo que los líderes religiosos custodian los postulados de la Iglesia católica, pero no los pueden cambiar.

“Hay cosas que nosotros no vamos a cambiar y esto tiene que estar bien claro, como el caso del matrimonio. El matrimonio no lo inventó la Iglesia católica. Jesucristo elevó el matrimonio a sacramento. ¿Cuál es la definición de matrimonio? La unión de un hombre y una mujer. Eso no nos lo inventamos nosotros, nosotros defendemos eso porque ese es el postulado inicial. Que dos personas del mismo género se aman y se quieren, yo no me voy a meter en eso, ni la Iglesia. Pero eso no es matrimonio”, afirmó González.

En el caso del reclamo por el sacerdocio de las mujeres, el obispo de Ponce, Félix Lázaro, sostuvo que “la dignidad más grande la tiene una mujer, que fue escogida para ser madre de Dios, qué más busca una mujer”.

Mientras, González indicó que, aunque reconocen “que la dignidad de la mujer y del hombre son iguales”, la limitación de las mujeres en el sacerdocio es “un asunto fundamentalmente etiológico y de la tradición de la Iglesia”. Según el religioso, ha habido un alza en la participación femenina en las estructuras eclesiales, como en su arquidiócesis, donde él nombró a una mujer como canciller, tercer puesto en la jerarquía. El canciller custodia los documentos, las cartas y el sello oficial del obispado.

Exigen cambios

Esas posturas tradicionales, no obstante, siguen chocando con los reclamos de ciudadanos católicos practicantes y no practicantes. Un sondeo informal realizado a través de elnuevodia.com, que tuvo casi 4,000 participantes, reveló que el 22% cree que la Iglesia debería permitir que los sacerdotes se casen y el 8% apoya a las mujeres en el sacerdocio. El 42% espera que el nuevo papa haga cambios, entre ellos que les dé más participación a las mujeres.

Enid Miranda Matos, doctora en Filosofía y Antropología de las Religiones y directora de la Oficina de Relaciones Internacionales de la PUCPR, es parte de los católicos que exigen cambios.

“Tenemos que resolver el problema de los divorciados. Tenemos que resolver el problema de los gays. Tenemos que resolver el problema de los matrimonios que, aunque no los reconozcamos, se dan. Conozco muchos divorciados que hace años no pueden tomar la comunión precisamente porque son divorciados y me parece que esa penalización es injusta”, declaró Miranda.

“Lo que me interesa más es el papel de la mujer. ¿Por qué no podemos acceder al sacerdocio? ¿Porque Cristo escogió a 12 apóstoles? Sí, pero detrás de cada apóstol había unas mujeres y sin las mujeres no hubiesen podido hacer lo que hicieron”, reclamó.

Miranda señaló que tiene fe en que el nuevo papa tenga una voz cantante en hacer cambios. “Creo que con la renuncia del santo padre va a haber un cambio de rumbo en todo el mundo. Va a tener que coger el toro por los cuernos. Son asignaturas pendientes que tenemos que resolver”.

La antropóloga también hizo hincapié en que la Iglesia se involucre más con los problemas sociales del país.

En ese tema, el obispo de Caguas explicó que, aunque las seis diócesis de la Isla tienen los grupos de trabajo o pastorales familiar, juvenil, social, de catequesis y de evangelización, cada diócesis modifica y crea otras para atender sus necesidades particulares.

En Caguas, por ejemplo, tienen el proyecto Redes de Esperanza y Solidaridad que ayuda a comunidades, hacen huertos caseros y promoción de la mujer, en y fuera de la Isla. Hay una pastoral para las familias, pero tienen una para divorciados, otra para jubilados y una para los pescadores.

Asimismo, en el barrio Navarro, en Gurabo, el padre Pedro Ortiz lidera un proyecto comunitario para desarrollar el liderazgo y que la propia comunidad busque solución a sus problemas. “Es un plan piloto que quieren llevar a otras comunidades”, puntualizó González.

Una de las más especiales es la juvenil, en la que acompañan a los jóvenes en su desarrollo espiritual, social y académico.

“La pastoral responde a las necesidades de esas diócesis”, sostuvo.

¿A lo mejor no responde?, se le indicó.

Nosotros (en Caguas) tenemos anualmente una asamblea diocesana donde laicos, los diáconos, religiosas y religiosos, presbíteros y el obispo, nos sentamos a hacer un análisis de nuestra realidad y a base de eso sacamos unos objetivos”, y hacen un plan de trabajo, respondió González.


💬Ver 0 comentarios