López Rivera será recibido con un evento que se efectuará en la Sala de Exposición de San Sebastián, en el centro pueblo, a partir de las 11:00 a.m. (horizontal-x3)
López Rivera será recibido con un evento que se efectuará en la Sala de Exposición de San Sebastián, en el centro del pueblo, a partir de las 11:00 a.m. (Teresa Canino)

Chicago - El ex prisionero político Oscar López Rivera estará hoy en San Sebastián, su pueblo natal, donde será recibido por el alcalde Javier Jiménez, familiares y amigos.

“Quiero llevar un mensaje positivo a mi pueblo”, dijo López Rivera, quien ayer regresó a San Juan después de unas horas en Chicago (Illinois), en cuyo Paseo Boricua fue homenajeado y se le dio su nombre, de forma honoraria, a una calle.

López Rivera nació en San Sebastián el 6 de enero de 1943.

Al volver hoy a su pueblo, piensa que va “a sentir la patria como la recuerdo”. “Eso va a ser precioso”, dijo López Rivera, quien tiene 74 años y cumplió casi 36 años en prisiones estadounidenses tras ser convicto de conspiración sediciosa debido a sus vínculos con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

El pasado miércoles se extinguió su condena, que fue conmutada el 17 de enero pasado por el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama.

Su último recuerdo del pueblo es la caminata hacia la carretera para conseguir la transportación que le llevaría a Isabela, desde donde salió al otro día con amigos de la familia hacia el avión que le llevó en diciembre de 1957 a Chicago, donde ya estaban su padre y su hermana mayor.

Aracelis Lugo López, sobrina de López Rivera, indicó que el evento de recibimiento será en la Sala de Exposición del municipio, en el centro pueblo, a partir de las 11:00 a.m.

El alcalde Jiménez, elegido por el Partido Nuevo Progresista (PNP) y quien presionó a favor de la excarcelación del ex prisionero independentista, López Rivera y su hermano José, director del Centro Cultural Puertorriqueño de Chicago, serán los oradores de la actividad.

“Regresa al pueblo que lo vio nacer. Es una emoción increíble y una alegría única”, indicó ayer Lugo López, a cuya panadería residentes de San Sebastián fueron por años a darle solidaridad y respaldo a la campaña pro excarcelación de su tío.

López Rivera espera, además, tener tiempo para ir en la tarde a una reunión familiar en el barrio Aibonito Guerrero, donde se crió.

Su sobrina dijo que varios de sus familiares y allegados no pudieron ir a San Juan el miércoles a verlo finalmente fuera de la custodia del Negociado de Prisiones de EE.UU.

Para Lugo López, “ese fue el momento crucial, verlo finalmente en las calles y no sentir la presión de que estaba bajo vigilancia”.


💬Ver 0 comentarios