Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
“Hemos reclamado que la limpieza sea adecuada, que no se queme la vegetación para la búsqueda de bombas y que la detonación de bombas se descontinúe y se utilicen mecanismos apropiados”, dijo Ismael Guadalupe. (Suministrada)

Casi un centenar de personas participaron ayer de una manifestación pacífica en Vieques en donde estaría reuniéndose la junta de restauración tras el cese de bombardeos de la Marina estadounidense en la isla municipio.

El objetivo de la manifestación era reclamar, entre otras cosas, que la limpieza de Vieques se haga de manera adecuada, dijo el líder viequense, Ismael Guadalupe.

“Hemos reclamado que la limpieza sea adecuada, que no se queme la vegetación para la búsqueda de bombas y que la detonación de bombas se descontinúe y se utilicen mecanismos apropiados”, precisó Guadalupe.

La manifestación, según dijo, fue frente a las instalaciones del Centro de Uso Múltiples de la Isla Nena y contó con la participación de la senadora independentista, María de Lourdes Santiago; el planificador José Rivera Santana y el químico Jorge Colón.

“La convocatoria llegó a la gente”, aseguró Guadalupe.

Mira el reportaje Vieques: 10 años sin la Marina

Explicó que la junta de restauración de Vieques, conocida en inglés como Restauration Advisor Board, tiene el propósito de que la Marina incorpore a la comunidad en el proceso de limpieza.

Pero Guadalupe sostuvo que eso sólo se da en la “teoría”.

“Porque en la práctica la Marina da la oportunidad de escucharte, pero no incorpora el planteamiento”, afirmó.  

Aseguró que habrá más actividades de los viequenses en repudio a las prácticas de restauración y limpieza, y para hacer constar que las muertes por cáncer continúan en la isla municipio.

“Lo próximo es la colocación de cruces en distintos sitios, pero sobre todo frente al Campamento García. El propósito es traerle a la memoria de los viequenses que continúa la muerte por cáncer y que las personas tengan en cuenta que de ahí se planificaban los bombardeos en Vieques”, señaló Guadalupe.  

“Luego trataremos de buscar gente que han perdido personas por cáncer y colocar una cruz frente a su casa”, agregó.

Tras una ardua lucha de decenas de años, la Marina estadounidense detuvo los bombardeos en Vieques en el 2003.

Sin embargo, los viequenses mantienen la lucha por la limpieza del municipio y la alta incidencia de cáncer que entienden deriva del uso de la isla como centro de prácticas militares.

“El propósito es, más que nada, activar este pueblo, movilizarlo. La Marina sigue ahí y la contaminación sigue por el proceso de limpieza, que no es el más adecuado. Todavía en el fondo marino hay miles y miles de bombas que todavía no han sido tocadas y que constituyen una amenaza. La lucha por Vieques sigue”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios