El gobierno podría tomar medidas para frenar la preocupante emigración de jóvenes profesionales de Puerto Rico que parten a Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

Haz clic aquí: La migración en gráficas

En la última década migraron 576,00 boricuas, lo que representó una pérdida potencial de $3,000 millones anuales para la economía de Puerto Rico.

El economista Julio César Hernández y el demógrafo Raúl Figueroa, expertos en el proceso migratorio boricua, creen que puede alterarse ese patrón.

“Es importante destacar que el problema principal de la emigración en Puerto Rico no es la cantidad de personas que están abandonando el país, sino las características de estas personas, principalmente que son jóvenes”, expresó Figueroa.

El economista Hernández, por su parte, cree que una solución sería implantar estándares más altos a través de los consejos de educación para que las universidades aumenten el porcentaje de doctores a tiempo completo requeridos para mantener la acreditación.

Añadió que el Gobierno debería fomentar que talento local estudie en programas prestigiosos en el exterior y al culminar estudios regresen a la Isla a trabajar por un número de años.

El gobernador Alejandro García Padilla expresó a través de los reportajes que este diario publicó la semana pasada que el 40% de los jóvenes con títulos universitarios han emigrado.

“Puerto Rico fue el país del mundo que mayor reducción poblacional experimentó en el período de 2000 a 2010. Solo dos jurisdicciones en los Estados Unidos en la última década han experimentado reducciones en la población: Puerto Rico y Michigan”, sostuvo Hernández.

Para el economista una de las grandes deficiencias estratégicas de la Isla es el número limitado de personas con estudios graduados, principalmente en las áreas de los STEM fields (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés).

“La emigración de este tipo de capital humano, altamente especializado, compromete la competitividad de Puerto Rico. Si nos comparamos con los estados, para el 2011, nosotros teníamos el porcentaje más bajo de población con estudios graduados con un 6%. Por ejemplo, en el Distrito de Columbia el porcentaje de población con estudios graduados fue 29%”, dijo Hernández.

 

7 medidas para cesar el éxodo y atraer población con estudios graduados y bachilleratos en áreas técnicas: 

  1. Reactivar la economía en general y en específico el sector industrial.
  2. Subsidiar a las universidades privadas en la creación de programas graduados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, en sus siglas en inglés).
  3. Transformar las satélites de la Universidad de Puerto Rico en recintos.  Esto permitiría ampliar la oferta educación graduada en las áreas de STEM.
  4. Imponer estándares más altos a través de los consejos de educación en torno al porciento de doctores a tiempo completo requeridos para mantener la acreditación.
  5. Crear bonos para la compra de viviendas a personas con educación graduada que se establezcan en la Isla.
  6. Contratar talento en la Isla para que estudie en programas prestigiosos en el exterior y al culminar estudios regresen a trabajar por un número de años.
  7. Crear incentivos contributivos para las personas que trabajan y estudian en programas graduados.


💬Ver 0 comentarios