El Alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, destacó que la recaudación de fondos bajo el Plan de Amnistía del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) está en extremo lenta.

La Ley 71, aprobada el 2 de julio, estableció un plan de amnistía, que permitirá el pago de deudas de contribución sobre la propiedad mueble e inmueble con la condonación del 100% de los intereses, recargos y penalidades.

La amnistía vence el 13 de diciembre.

“Apenas queda un mes y sólo se han recaudado $16 millones, y de esos $12 millones han sido de propiedad inmueble y $4 millones en propiedad mueble, cosa que nos preocupa sobremanera”, sostuvo Jiménez.

La deuda acumulada del CRIM es de $2,300 millones, y con la amnistía la proyección era recaudar $125 millones.

“Vamos a desarrollar en este último mes una campaña más agresiva, para destacar que definitivamente es una buena oportunidad para los contribuyentes”, sostuvo el ejecutivo municipal.

El Alcalde de San Sebastián atribuyó la poca acogida a la amnistía a que no hay dinero en la economía, culpando en particular la contribución especial, que dijo ejerció un impacto perjudicial para los gobiernos municipales.

Señaló que los recaudos del CRIM hasta octubre de este año, comparado con el mismo periodo en 2009, reflejan una disminución en contribución mueble e inmueble de $6 millones, deficiencia que se reflejará en 2011.