Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Coamo – El exagente de la Policía Luis Rafael González Colón, fue uno de los que participó en el esquema de manipulación de querellas y estadísticas en la Uniformada.

No tenía opción, señaló. Si no lo hacía hasta podía perder su trabajo en el distrito policial de Coamo. Mientras más aumentaba el crimen en la zona, más presión recibía de sus jefes “para poner bonitos los números”.

Y así, bajo las amenazas de sus superiores estuvo 14 años investigando los delitos Tipo I en su distrito.

Los últimos dos años, aseguró, fueron de los peores. “La manipulación ha sido más intensa... más descarada”, aseguró el exagente.

Precisamente González Colón se acogió en enero de este año a una ventana de retiro que se abrió en la Policía para escapar del asunto. Indicó que ya no podía seguir con las presiones por las estadísticas.

“Las instrucciones eran que no podía tener número de querella hasta que fuera reinvestigado el delito aunque ya se sabía que había un delito. Para esto estábamos asignados unos agentes que teníamos la instrucción de bajar los números cambiando el tipo de delito o dejando sin número las querellas... Las instrucciones siempre venían del comandante del distrito”, dijo.

La frecuencia de delitos manipulados llegó a niveles insospechados en los momentos más altos de incidencia criminal.

Señaló que: “Con la misma frecuencia con que caían los delitos se intentaba manipular la estadística... En ocasiones veía que había como 60 denuncias de Tipo I, y solo 10 o 15 pasaban a las estadísticas, como mucho”, dijo.

Algunos oficiales del distrito ganaron rangos “por los números bonitos” que se alcanzaban.

Muchas de las denuncias solo obtenían un número de querella si recibían información que esclarecía del delito Tipo I. Pero esos casos conllevaban una complicación. “Era un problema pedir un número para una denuncia tan vieja”, dijo.

“Nunca denuncié esto porque pensaba que me iban a botar de la Policía. Siempre lo hice siguiendo instrucciones”, señaló.


💬Ver 0 comentarios