Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
A escasos días de la celebración de la Primera Conferencia de PROMESA, portavoces de este colectivo anunciaron que llevarán a cabo una protesta pacífica el 31 de agosto. (Xavier J. Araújo Berríos)

Soberanía alimentaria, planificación urbana, desarrollo sustentable y agrología (estudio de las relaciones del suelo con la vegetación) como política pública a favor del ambiente son algunas de las propuestas emitidas ayer por miembros del Campamento en Contra de la Junta Federal de Control Fiscal.

A escasos días de la celebración de la Primera Conferencia de PROMESA (“Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico”) portavoces de este colectivo anunciaron que llevarán a cabo una protesta pacífica el 31 de agosto, desde las 7:00 a.m., frente al Hotel Condado Plaza, donde se llevará a cabo la actividad.

“Esta manifestación tiene como propósito detener la conferencia y ser un hito para una prolongada resistencia en contra de la Junta, del pago de la deuda y de la colonia”, leyeron en una declaración escrita sobre sus principios y reclamos algunos miembros del campamento.

Una de sus propuestas es que, como parte del proceso de descolonización, se exija “la salida inmediata del Tribunal federal y del Negociado federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés)”.

El grupo, que lleva acampando cerca de dos meses frente a los predios del Tribunal federal, en Hato Rey, también hizo un llamado a que se creen redes que favorezcan y estén comprometidas con la justicia social, el ambiente y el proceso de descolonización del País.

“No hemos determinado hasta cuándo estaremos aquí (en el campamento) y si se levanta (el campamento)”, indicó Shelimar Velázquez, una de las portavoces del grupo, quien estimó la participación y apoyo al campamento entre unas 50 y 60 personas.

Los manifestantes calificaron la imposición de la Junta Federal de Control Fiscal como una “medida antidemocrática” que cobrará una “deuda pública ilegítima” a costa de los derechos humanos y los servicios básicos de las personas.

Entre sus reclamos se destaca la derogación de la Ley PROMESA, el no reconocimiento de la deuda pública y que las prioridades sean la salud, la educación, la vivienda, la alimentación y la transportación.

Control y soberanía de tierras cultivables para impulsar el proyecto de soberanía alimentaria, la defensa de los derechos laborales y sindicales y la equidad de todos son otras de sus propuestas, al igual que la eliminación de las Leyes de Cabotaje y la excarcelación de Oscar López Rivera, Ana Belén Montes y otros presos políticos.

“El proceso mismo es una alternativa. Es estar reunidos y discutir los problemas del País. A través de resistencia activa en la calle, rechazamos propuestas y creamos redes de solidaridad”, resumió Víctor Torres, otro de los portavoces del grupo.

Sus reclamos, dijo, surgen de asambleas que los manifestantes han estado realizando en el mismo campamento en Hato Rey.


💬Ver 0 comentarios