Reclaman la excarcelación de los detenidos durante el paro nacional (horizontal-x3)
El exuniversitario Giovanny Roberto, advirtió que incidentes como los suscitados el lunes, en los que hubo daños a la propiedad, se continuarán generando. (Luis Alcalá del Olmo)

Antes de pasar juicio sobre los actos ocurridos durante el paro nacional, tildados por algunos sectores como violentos, y las personas que los cometieron, hay que analizar cuáles son las causas que explican y validan el malestar y la reacción de parte del pueblo contra quienes entienden son los responsables de la crisis.

Así lo señalaron hoy portavoces del grupo Ciudadanos en Solidaridad con los Arrestados el 1 de mayo, movimiento que surgió tras la manifestación del pasado lunes. “Nuestras voces, la indignación y la rabia acumulada se manifestaron el 1 de mayo de muchas formas; unas más enérgicas que otras. Todas ellas validadas por el hecho incuestionable del carácter dictatorial de la Junta y de la crueldad de las medidas que quiere imponer”, expresó Onelia Pérez Rivera.

En total, las autoridades arrestaron 17 manifestantes, pero para algunos no hubo causa para ser procesados.

La organización, que está constituida por exestudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR), maestros y jubilados, hizo un llamado al gobierno estatal y federal para que proceda con la excarcelación de los detenidos y que cese  “la cacería de brujas que promueve el gobernador Ricardo Rosselló” contra quienes resisten enérgicamente las acciones de la Junta.

Por ahora, el grupo no contempla la apertura de una cuenta bancaria para recolectar dinero que ayude en la defensa de los arrestados, algunos de los cuales permanecen tras las rejas. La representación legal de algunos de ellos estará a cargo del Comité de Acción Legal (CAL) de forma gratuita. “Estamos aquí para visibilizar que hay un apoyo para estos jóvenes, que no están solos, que sus familias no están solos,  que nosotros comprendemos la rabia y el dolor que siente nuestro pueblo frente a la situación de crisis que vive el país y que lo que pasó el lunes después de las 2:00 de la tarde se puede interpretar sólo como una manifestación de esa rabia, de ese descontento e indignación que sienten miles y miles de personas”, señaló  Giovanny Roberto, ex líder estudiantil de la huelga universitaria del 2010.

Insistió en que para poder interpretar lo ocurrido el lunes, hay que ponerse en los zapatos de cada una de esas personas y preguntarse, cuál es su experiencia de vida, cuál es su dolor, cuáles son las razones que los llevan  a hacer eso. “Criminalizarlos de entrada no es la alternativa, porque no genera una explicación”, abundó Roberto.

El exuniversitario advirtió, además que incidentes como los suscitados el lunes, en los que hubo daños a la propiedad, se continuarán generando. “Aquí van a haber manifestaciones hasta que  esta disputa que está abierta no se salde, haya huelga estudiantil o no haya huelga estudiantil. Aquí van a seguir  las manifestaciones y lo que vimos de desesperación, lo que vimos de rabia es muy  probable que se repita y para nosotros es importante que salgamos y no criminalicemos a la gente queestá desesperada en Puerto Rico”, señaló.   

Aunque el expresidente de la Federación de Maestros, Rafael Feliciano, no descartó la presencia de agentes encubiertos entre los manifestantes,  señaló que lo que ocurrió allí, fue la manifestación de un sector importante que o está dispuesto a “quedarse de rodilla”. “La policía está tratando de intervenir y hacerle daño al movimiento pero no podemos confundir esa acción de la Policía, que es de la alta gerencia… con un hecho que es válido, que es la resistencia de un pueblo contra un gobierno que se ha tornado dictatorial e insensible…en ese sentido no coincidimos con la idea de que estos fueron unas acciones provocadas por la policía, esto son unas acciones generadas por un pueblo indignado”, dijo.

A pesar de la nueva coyuntura del país, en donde el Gobierno ha solicitado acogerse a la quiebra bajo el Título III de la ley federal PROMESA, el reclamo del grupo es a que  se abra un espacio de conversación entre los sectores sociales del pueblo y el Estado para buscar alternativas para atender a la crisis. “De aquí al 30 de junio la lucha en Puerto Rico se va a intensificar y es importante que la gente lo comprenda, lo entienda y seamos sensibles y  que apostemos a la solidaridad, a la empatía y al amor porque eso hace falta también en los procesos de lucha”, agregó Roberto. 

“Tenemos que sentirnos especialmente orgullosos de aquellos, encapuchados o no, que en la tarde del 1 de mayo arriesgaron la vida y libertad para desnudar la desigualdad colonial, desenmascarar a banqueros y políticos corruptos, que en su afán de lucro, se comportan como enemigos de la felicidad del pueblo”, agregó Pérez Rivera.


💬Ver 0 comentarios