(default-x3)
Casa en Mayagüez de techo plano en ladrillos. Frente a esta se aprecía un poste telefónico hecho de concreto reforzado, roto por el terremoto de 1918. (Suministrada/http://redsismica.uprm.edu)

La región de Puerto Rico es un área sísmicamente muy activa, en la que se detectan de uno a seis temblores diarios, y que a través de los siglos ha sido afectada por terremotos y tsunamis, por lo que es necesario educarse para saber cómo actuar en caso de un evento mayor.

Gisela Báez Sánchez, Coordinadora del área de Análisis y procesamiento de datos geofísicos de la Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR) explicó que esa entidad adscrita a la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Mayagüez procura crear “conciencia sísmica” y que las personas se eduquen en lugar de hacerle caso a mitos y rumores.

Báez Sánchez explica que el sismo mayor más reciente en afectar a Puerto Rico fue el terremoto del 11 de octubre de 1918. Ese evento provocó un tsunami en el que se ahogaron unas 40 personas en el oeste de Puerto Rico. En total murieron 116 personas, según la RSPR.

Ese sismo con una magnitud de 7.4 tuvo su epicentro en el Cañón de Mona, y quedó grabado en la mente de una generación de puertorriqueños que compartieron la información con sus hijos y estos a su vez con sus hijos, pero la historia oral desaparece con el paso del tiempo, explica la científica.

“Para las nuevas generaciones la posibilidad de un terremoto es algo lejano”, señala Báez Sánchez. Añade que alguna gente especula sobre esos eventos y difunde “información falsa”.

Ejemplo de eso son muchos vídeos que circulan en Internet y que han sido llevados a la atención de ELNUEVODIA.COM, en el que personas sin educación científica anticipan terremotos y tsunamis para Puerto Rico, generando alarma, sin educar de cómo actuar en caso de esos eventos.

No se pueden predecir

“No podemos predecir el día, hora y lugar” en que ocurrirá un terremoto, señala Báez Sánchez. “Estamos en una zona sísmicamente activa”, indica la científica, que enfatiza en que la gente debe prepararse para un sismo mayor, como lo hacen cada año cuando se acerca la temporada de huracanes.

La RSPR “no está para meter miedo, sino para que crear conciencia sísmica”, indica la experta al reiterar la importancia de educarse sobre los sismos, que son fenómenos naturales.

“Los desastres naturales no existen, son fenómenos naturales. Se convierten en desastres si no nos preparamos, no nos educamos, no mitigamos; si las agencias no se preparan y dan aviso” destaca Báez Sánchez, añadiendo que cada persona tiene una responsabilidad como ciudadano de saber qué hacer durante una emergencia de terremoto. 

La RSPR tiene en su página en Internet información suficiente de cómo prepararse para un terremoto.

Las personas que sienten un sismo pueden llenar este cuestionario breve de la RSPR.