Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Miles de feligreses protestantes -principalmente de iglesias de Bayamón- se están organizando para hacerle frente al IVU Loto por entender que con la imposición de este juego por parte del Gobierno se les obliga a violentar sus convicciones cristianas.

El reverendo Benjamín Rodríguez, portavoz del Consejo Ministerial de Bayamón, explicó que miles de iglesias tienen librerías, cafeterías y tiendas que les producen dinero para “realizar nuestra labor social”. Es en esos negocios donde se les obligaría a formar parte de la IVU Loto, ya que el recibo de cada venta contiene un número para participar de lo que consideran un juego de azar.

“Entendemos que esto atenta contra nuestros principios y lacera nuestros postulados y convicciones. Vemos esto como juegos de azar”, dijo Rodríguez.

“Esta disposición obliga y nos pone en la disyuntiva de obedecer nuestras convicciones o la ley. Entendemos que debe haber una enmienda a esa ley”, dijo el reverendo Rodríguez, quien también es pastor de la iglesia Adonai Defensores de la Fe, para de inmediato aclarar que no se oponen a que el aparato gubernamental fiscalice si las iglesias con sus respectivos negocios entregan a Hacienda el dinero que les corresponde. “Debe haber otro método para fiscalizar el rendimiento de las iglesias que no atente contra nuestros principios”.

Al momento, los religiosos se mantienen en diálogo, incluso con el Gobierno, y auscultan cuál será el curso de acción -una marcha, el boicot u otro mecanismo- para manifestar su rechazo al IVU Loto y exigir una enmienda a la ley que lo viabiliza, precisó Rodríguez.

El Consejo Ministerial, contó el pastor, es de reciente creación y tiene el “propósito de ver cómo podemos colaborar en el área social, y una de nuestras preocupaciones es la implementación del IVU Loto”, que actualmente está en vigor en Ponce y debe estar funcionando en toda la Isla a partir de junio.

Por su parte, el secretario auxiliar del área de Rentas Internas de Hacienda, Pablo Hymovitz dijo que la IVU Loto no es un juego de azar, sino un “programa de fiscalización que atiende los problemas de evasión contributiva en Puerto Rico”. Añadió que quien no quiera ser parte, puede romper el recibo o donar el dinero en caso de ganarlo. Pero no pudo dar alternativas a comercios adheridos a iglesias que, por principios, no quieran ser parte de IVU Loto.

“Si damos excepciones abrimos una caja de Pandora”, recalcó Hymovitz.

Rodríguez, así como el pastor general de la Iglesia Discípulos de Cristo en Puerto Rico, Esteban González Doble, y el secretario general de la Sociedad Bíblica, Heriberto Martínez dijeron que por principios religiosos no apoyan los juegos de azar. Cada uno de ellos explicó en entrevistas separadas que su postura se cimienta en que creen que Dios es la única fuente de provisión de fe y no la suerte.

Además, recalcaron que muchos de estos juegos propenden al vicio y, por ende, a la destrucción de las familias y de la comunidad.

González Doble adelantó que la próxima semana es la convención anual de la Iglesia Discípulos de Cristo -con 104 congregaciones en la Isla- y uno de los asuntos a discutirse será la IVU Loto. “Evaluaremos todas las opciones”, contestó al preguntársele si estarían participando de alguna manifestación o boicot.

“Todos nuestros comerciantes cristianos, de facto, se van a constituir en vendedores de boletos para lo que sería un juego de azar”, enfatizó.

Mientras, Rodríguez aseguró que en dos semanas, tras discutir el asunto con asesores legales, estarán haciendo un pronunciamiento público sobre el asunto. Pero aseguró que “estamos evaluando todas las alternativas. Vamos a trabajar en conjunto. Creemos que esto afecta a la Iglesia completa”.

El IVU Loto comenzó en diciembre pasado con un proyecto piloto en los comercios de Ponce. Se creó con la intención gubernamental de reducir la evasión del pago del IVU. Para ello, cada comercio debe conectarse a un sistema electrónico que permite que el Departamento de Hacienda capte la información de venta. Según Hymovitz, un estudio del Colegio de Contadores Públicos Autorizados estima la captación actual del IVU en un 52%. Agregó que cada uno porciento equivale a $20 millones que deja de recibir el erario.

Dijo que Hacienda estima que con IVU Loto aumentará -en los próximos tres años- hasta un 20% la captación del IVU dejándole hasta $400 millones en recaudos adicionales.

Actualmente, nadie ha reclamado su premio de IVU Loto y según trascendió tras una vista ocular este mes en Ponce, abundan las quejas y la desorientación entre comerciantes y consumidores.

La implementación indiscriminada, mediante ley, del IVU Loto es lo que objetan los religiosos. El reverendo Rodríguez, pastor de la iglesia Adonai Defensores de la Fe en Bayamón, dijo que a las vistas públicas comparecieron agencias de gobierno “que tenían unos intereses y la iglesia no somos un negocio”.

“No tengo problemas con que me fiscalicen. Tengo que tributar el IVU todos los meses y así lo hago”, Martínez.

González Doble y Martínez repudiaron que el Gobierno recurra a un juego para lidiar con la evasión contributiva.

“Queremos atajar la evasión del IVU, con un nuevo juego; la criminalidad, con violencia institucional; la deserción escolar con un sistema educativo deficiente y el desarrollo de una juventud productiva, con el uso desproporcionado de la fuerza policiaca en la universidad”, cuestionó González Doble.

“Eso es promover los juegos de azar y están jugando con las esperanzas de un pueblo en sufrimiento”, dijo Martínez.


💬Ver 0 comentarios