Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Mediante una carta que entregó al presidente de la Junta de Gobierno, Carlos Pérez, Freytes sostuvo que su renuncia es “irrevocable”.

Nueve de los 11 rectores de recintos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) presentaron esta noche sus renuncias a sus puestos como un acto de rechazo a las políticas fiscales y administrativas que se podrían estar implementando en la institución universitaria para cumplir con las directrices de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Lee la misiva de los rectores

La noticia surge horas después que se anunciara la salida de la presidenta interina Celeste Freytes, quien presentó esta tarde su renuncia, la cual será efectiva el próximo lunes.

En una carta circulada al filo de las 10:00 p.m., los rectores de los recintos de Río Piedras, Ciencias Médicas, Mayagüez, Bayamón, Arecibo, Carolina, Ponce, Utuado y Aguadilla establecieron que de esta manera se unen a la presidenta interina de la institución, Celeste Freytes, quien presentó su renuncia a la Junta de Gobierno esta tarde.

Los diez rectores son: Noel J. Aymat Santana, del  Recinto de Ciencias Médicas; María de los Ángeles Castro Arroyo, rectora interina del Recinto de Río Piedras; Margarita Fernández Zavala, del Recinto de Bayamón; John Fernández Van-Cleve, de Mayagüez; Otilio González Cortés, J.D., de Arecibo; Moisés Orengo Avilés, de Carolina; Doris S. Torres Negrón, rectora interina de Ponce; Raquel G. Vargas Gómez, de Utuado; y Nelson A. Vera Hernández, de Aguadilla.

Solo el rector de recinto de Cayey, Mario Medina, no fue parte de la renuncia colectiva.

“Rechazamos que se sacrifique más a la UPR mientras otras corporaciones y estructuras gubernamentales no dan un paso al frente, ni se les exigen los recortes draconianos que se le han requerido a una institución que ha probado ser vital en el desarrollo de nuestro país.  En el momento en que el país más necesita de su Universidad  y de ampliar las oportunidades para que un mayor número de estudiantes puedan acceder a ella, le dan un golpe que amenaza su viabilidad. No es sensato ni justo que, en estos momentos, se amenace su existencia. Repudiamos la insistencia de pagar la deuda pública a expensas de la Universidad”, lee la misiva firmada por los funcionarios.

Los rectores de los recintos de la UPR son funcionarios de confianza de la presidenta de la institución y, típicamente, cuando hay cambio de liderato en la administración central también se efectúan modificaciones en las administraciones de los recintos.

“El descalabro institucional es previsible y las consecuencias sobre todos los sectores de la comunidad universitaria no se pueden calibrar. Tratar de trastocar el presupuesto del sistema universitario público en un plazo menor de un meses un ejercicio en futilidad. Insistir en ello es comprometer un personal que no solamente ha rendido servicios de calidad al país, sino que ha cumplido con su responsabilidad contributiva año tras año, y a unos estudiantes que cuentan con unos ingresos limitados para mantenerse”, exponen los rectores.

Renuncia Freytes

Mediante una carta que entregó al presidente de la Junta de Gobierno, Carlos Pérez, Freytes sostuvo que su renuncia es “irrevocable”. En el documento no explica las razones para su salida, pero aseguró que continuará en su puesto como catedrática y que no renunciará “al derecho de continuar” defendiendo la UPR y “hablando a su nombre”.

“Creo firmemente en el proyecto de educación pública y construyo para su fortalecimiento. Este ha sido mi norte durante toda mi gestión”, expresó Freytes, luego de hacer un recuento de toda su gestión al mando de la universidad del Estado. Freytes ocupó la presidencia interina desde julio, tras la salida del expresidente Uroyoán Walker Ramos tras señalamientos por irregularidades en el otorgamiento de becas presidenciales.

Durante la tarde de hoy también se dieron a conocer las renuncias de la vicepresidenta de Asuntos Estudiantiles, Margarita Villamil, quien informó a la comunidad  universitaria que se reintegra a sus funciones como consejera profesional en el recinto de Ponce; y del vicepresidente de Investigación y Tecnología, José Lasalde.

De inmediato, el presidente de la Junta de Gobierno informó que el cuerpo  rector de la institución se estará reuniendo “próximamente” para designar al sucesor de Freytes mientras se lleva a cabo el proceso de selección de un presidente en propiedad.

“Toda la gestión que realizó (Freytes) con tanto empeño, en largas jornadas de trabajo y sin reparar en días libres, la hizo en forma desprendida por el bien de la Universidad.  Ella tuvo todo el tiempo el respaldo de la Junta y le deseamos lo mejor en sus próximos proyectos”, expresó Pérez.

Las renuncias se dan luego de dos días de ataques, a través de declaraciones escritas, entre la presidenta interina de la UPR, Celeste Freytes,  y el secretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario, en torno a las gestiones que realiza la UPR para atender la directriz de la Junta de Supervisión Fiscal para recortar un 30% del presupuesto de la institución en dos años.

En varias instancias, el Ejecutivo -por voz tanto de Rosario como de representante del gobernador ante la JSF, Elías Sánchez- ha indicado que la UPR no coopera con el gobierno en la confección del plan fiscal solicitado por el organismo que controla las finanzas del País.

Ayer, Freytes emitió un comunicado de prensa en el cual aseguró que la UPR trabaja de cerca con la Autoridad de Asesoría Financiera y Autoridad Fiscal (AAFAF) para obtener los ahorros requeridos y ha entregado al gobierno toda la información solicitada. Horas después, Rosario desmintió a la presidenta interina mediante su propio comunicado.

A finales de mes pasado, el gobernador Ricardo Rosselló firmó la Ley 3 para Atender la Crisis Económica, Fiscal y Presupuestaria la cual, entre otros asuntos, le permite al mandatario destituir miembros de las juntas de gobierno de corporaciones pública y de la UPR que no estén actuando de acuerdo a la política fiscal del gobierno.

La renuncia surge precisamente en momentos en que los estudiantes de varios recintos de la UPR han celebrado asambleas para discutir el malestar que existe entre la comunidad universitaria por los recortes propuestos por la JSF, así como por las expresiones de Ejecutivo y de la administración universitaria a favor de implementar dichas reducciones presupuestarias.

Esta tarde, los alumnos del recinto de Ponce favorecieron celebrar un paro hasta la próxima semana, mientras los alumnos de otros recintos se han unido para una manifestación que se llevará a cabo el 23 de febrero en las inmediaciones del Capitolio.

Por su parte, el secretario de la gobernación, William Villafañe, manifestó en declaraciones escritas que "la renuncia de la presidenta interina de la UPR, Celeste Freytes, es la culminación de un errático proceder, donde se ha ocultado información relacionada a la administración de esa institución, en momentos donde se requiere actuar con responsabilidad y transparencia ante el crítico estado en que se encuentran las finanzas de la Universidad".

"Esperaba que la administración de la UPR ejerciera con compromiso su responsabilidad. Es un mal ejemplo escapar del deber en los momentos más importantes. Nosotros estamos haciendo lo qué hay que hacer para enderezar las finanzas públicas, le correspondía a Freytes hacer lo propio en la Universidad. Este abandono de sus deberes afecta gravemente a la comunidad universitaria", acotó Villafañe.


💬Ver 0 comentarios