Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un sacerdote puertorriqueño que dedicó su vida al servicio de los pobres y de los jóvenes en Perú, encontró ayer la muerte en la ciudad de Lima cuando desconocidos entraron a su habitación en el Convento San Francisco y allí lo asesinaron a puñaladas junto a un joven ayudante.

El padre Linán Ruiz Morales, de 73 años y quien estaba enfermo de cáncer, falleció en horas de la madrugada de ayer tras recibir varias heridas punzantes en su pecho, así como su colaborador Ananías Águila Cruz, de 22 años, en un hecho que las autoridades apuntan que se trató de un asalto.

“Evidentemente esto es una noticia que no esperábamos, ni encontrar los dos cuerpos. Uno de los hermanos que se levantó para hacer la oración de la mañana, fue el que descubrió primero al cuerpo del colaborador frente a la puerta de la habitación, y luego encuentra el cuerpo del padre Linán Ruiz Morales en su habitación, tendido boca abajo envuelto en sangre”, indicó a El Nuevo Día el padre Enrique Segovia, viceprovincial de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles de Perú, entidad a la que pertenecía el sacerdote puertorriqueño.

El padre Segovia detalló a este diario en entrevista telefónica desde Perú que el sacerdote puertorriqueño vivió en suelo inca por espacio de 50 años.

“Lo asesinaron a la edad de 73 años y fue entre las 2:00 y 3:00 a.m. Su trabajo aquí en Perú era con el Encuentro de Promoción Juvenil, una pastoral juvenil a la que le dedicó su atención por espacio de 25 años”, dijo Segovia.

“Hace un tiempo lo había dejado ya por razones de salud y estaba trabajando en el comedor San Francisco de Asís”, detalló.

El clérigo aseguró desconocer si el o los asesinos del padre Linán Ruiz se robaron algo durante el crimen, y destacó que la policía está actualmente haciendo los estudios periciales e investigando.

“Es una muerte violenta y es una cuestión muy dolorosa vivir esto y tener que comunicarle a sus familiares que están en San Juan, Puerto Rico”, lamentó.

“Nosotros hicimos la coordinación con uno de los sobrinos que es muy cercano al padre Linán, y quedaron que van a venir a Lima para los servicios fúnebres. El padre Linán Ruiz, como religioso y cristiano, se queda con nosotros”, apuntó el viceprovincial de la Provincia Franciscana de los XII Apóstoles de Perú.

Mientras, según informes de prensa de medios en Perú, las autoridades sostienen que al sacerdote puertorriqueño le robaron dos cajas fuertes que se encontraban en su habitación donde lo mataron.

La policía peruana indicó que el móvil del crimen presuntamente era un robo el cual fue cometido por una persona que alegadamente conocía a Ruiz Morales y que iba al comedor donde éste laboraba en el Convento San Francisco en la Avenida Albancay 162 en el Cercado de Lima. Según datos provistos por el convento, en el Comedor San Francisco de Asís se preparan desayunos y almuerzos para niños y ancianos de la zona, y sirven aproximadamente 27,000 raciones anuales para un promedio de 300 beneficiarios al mes.


💬Ver 0 comentarios