Unas banderas amarillas se colocan en las playas en las que se han detectado una alta presencia de bacterias. (horizontal-x3)
Unas banderas amarillas se colocan en las playas en las que se han detectado una alta presencia de bacterias. (Archivo / GFR Media)

La Junta de Calidad Ambiental (JCA) reportó que para este fin de semana seis playas no están aptas para los bañistas tras detectarse altas concentraciones de bacterias enterococos.

Se trata de las playas Muelle de Arecibo, en el mencionado pueblo; Guayanés, en Yabucoa, y Tropical Beach, en Naguabo, así como los balnearios de Puerto Nuevo, en Vega Baja; Punta Guilarte, en Arroyo y Patillas, en el municipio del mismo nombre.

Playas evaluadas por la JCA.

El hallazgo fue resultado de un muestreo realizado en dichos cuerpos de agua a principios de esta semana.

“Nuestra recomendación es que los bañistas eviten el contacto primario con este cuerpo de agua, pues los organismos patógenos pueden ocasionar enfermedades en la piel, la nariz, los ojos, la garganta y en el sistema gastrointestinal”, recomendó Ángel Meléndez, gerente del Área de Calidad de Agua de la JCA.

Los enterococos son bacterias esféricas que forman sus colonias en grupos o cadenas. Se encuentran de manera natural en muchos organismos, incluidos los humanos, como parte de su flora intestinal, según la Biblioteca de Medicina del Instituto de Salud del gobierno federal.

Estos microorganismos son muy resistentes y capaces de tolerar concentraciones relativamente altas de sales y ácidos.

El enterococo vive en los intestinos y en el aparato genital femenino. En ocasiones, puede provocar una infección si penetra en las vías urinarias, el torrente sanguíneo o las heridas de la piel.

Meléndez indicó que luego de eventos de lluvias continuas, no se recomienda el contacto directo con los cuerpos de agua hasta que transcurran 24 horas, pues el desarrollo de bacterias se incrementa. Es por eso, que recomienda que las personas eviten bañarse en las partes de las playas cercanas a las desembocaduras de los ríos y quebradas.

Investigaciones de la JCA apuntan que las causas más comunes son los contaminantes arrastrados por las escorrentías pluviales, la contaminación de quebradas y ríos, las comunidades sin alcantarillado sanitario o sistemas de manejo de aguas residuales adecuadas; pozos sépticos mal diseñados con su pobre mantenimiento y descargas no autorizadas en el sistema pluvial.

Meléndez solicitó a la ciudadanía que de tener emergencias con algún cuerpo de agua, deben comunicarse al 3-1-1.


💬Ver 0 comentarios