Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

marcha en el capitolio (horizontal-x3)
Hoy, domingo, otros grupos realizaron una marcha para rechazar las medidas económicas impulsadas por el gobierno y a favor de la educación pública y de una auditoría de la deuda. (Tony Zayas)

Dirigentes sindicales del sector público del país denunciaron hoy la intención del gobierno de trastocar los convenios colectivos, eliminar derechos adquiridos e imponer medidas que empobrecerán a la clase trabajadora mediante un proyecto de ley que busca velar por el cumplimiento del plan fiscal.

Para hacerle frente, convocaron de manera urgente a todos los trabajadores en la Isla a que inunden las oficinas del Capitolio mañana lunes a la 1 p.m. para detener la aprobación de la medida.

El Proyecto de la Cámara 938, radicado por la delegación del PartidoNuevo Progresista (PNP), propone atemperar el marco legal y jurídico existente en Puerto Rico al plan fiscal aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) con el fin de velar por su cumplimiento.

Con su aprobación, la medida impone recortes medulares al plan médico, elimina pago de horas extra, limita el bono de navidad, reduce las licencias de vacaciones y de enfermedad, y los días feriados, entre otros derechos adquiridos históricamente mediante negociaciones entre patrono y empleado.

“Este proyecto atenta con destruir todos los beneficios alcanzados por largos años en nuestros convenios colectivos. Prácticamente los destruye, suprime y elimina, además de otras medidas de austeridad impositivas contra la clase trabajadora y contra el pueblo de Puerto Rico”, pronunció el presidente de la Federación de Trabajadores de Puerto Rico (FTPR), José Rodríguez Báez.

Asimismo, Iram Ramírez, presidente de la Unión Internacional de Empleados Profesionales de Oficina (Opeiu), objetó que el gobierno insista en medidas de austeridad que se han probado inefectivas en otros países y que, de aprobarse, ahondarán en el deterioro económico del país mediante el empobrecimiento de la clase media.

“No se han analizado la cantidad de incentivos que se le dan a empresas que no generan empleos, no se aumenta la tasa de contribución sobre los dividendos de ganancia y de capital pasivo, es la clase trabajadora puertorriqueña la que tiene que enfrentar los costos de estas medidas de austeridad para pagar una deuda que se niegan a auditar”, manifestó Ramírez.

Los líderes sindicales emplazaron al equipo de trabajo del gobernador Ricardo Rosselló y a la Legislatura por la falta de transparencia que a su juicio ha permeado el proceso.

Con apenas una sola vista pública para discutir el proyecto de ley, en la que solo depusieron agencias de gobierno versadas en su mayoría en el área fiscal sin inclusión de los sindicatos, el proyecto podría aprobarse mañana en la Cámara baja.

“Se están tratando de eliminar 60 años de conquistas de derechos laborales. El gobierno le ha mentido al país cuando en su Plan para Puerto Rico decía que no iba a trastocar los derechos del convenio colectivo”, denunció Annette González, presidente de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico (SPU).

En la conferencia de prensa estuvieron presentes además líderes de la Central Puertorriqueña de Trabajadores (CPT), la Unión General de Trabajadores (UGT), la Federación Central de Trabajadores (FCT), la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes de la Universidad de Puerto Rico (HEEND), entre otros.


💬Ver 0 comentarios