(default-x3)

Es el sandwich que estudiantes de la Universidad Interamericana de Cupey, graduados de la institución, entre otros que han escuchado del local a través de terceros, buscan entre lunes y viernes desde tan temprano como las 6:00 a.m. hasta las tres de la tarde en el camión Tripletas Willie. El comerciante lleva vendiendo deliciosos sándwiches frente a la "Inter" por 25 años. 

Asegura, además, que no se quiere retirar. 

"Aquí los estudiantes me tratan como si yo fuera uno de ellos. Me siento joven y me voy a quedar unos añitos más", indicó Irizarry, de 64 años de edad.

El camión de tripletas vende una gran variedad de sándwiches y otras especialidades de la casa, como el pastrollo, una combinación de pollo y pastrami,  y el birollo, una mezcla de bistec y pollo. Los sándwiches, que se sirven en una plantilla wrap o en pan sobao, se venden por $5 o $6 con refresco. 

"Willie nunca deja a un universitario pasar hambre. Desde mi época universitaria, él decía: 'recuerda, si no tienes dinero, me lo pagas después'. Pero nunca lo apuntaba. Sé que él sigue con esa tradición", indicó Ángel Candelario, supervisor general de una compañía de telecomunicaciones, que todavía acude a su alma máter para comer las tripletas de Willie.