en un correo electrónico del 1 de octubre, el presidente de Whitefish informaba a Caldás Pagán que le llevarían “el generador y otros asuntos, no hay problema” (horizontal-x3)
En un correo electrónico del 1 de octubre, el presidente de Whitefish informaba a Caldás Pagán que le llevarían “el generador y otros asuntos, no hay problema”. (Archivo / GFR Media)

Washington - Mientras negociaba el contrato con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), el presidente de la empresa Whitefish Energy Holdings, Andrew Techmanski, ofreció al jefe de la División de Suministros de la corporación pública, Ramón Caldas Pagán, llevarle suministros -generadores, agua o comida-, como parte de su movilización de equipo y personal a Puerto Rico.

Mira los documentos

“¿Necesita usted o sus familias algo (generadores, agua, comida, etcétera) que podamos llevar para ayudarles?”, preguntó Techmanski en un correo electrónico del 24 de septiembre que le envió a Caldas Pagán, cuando comenzaba el proceso de negociación sobre el contrato de hasta $300 millones de Whitefish con la AEE.

El día anterior, 72 horas después del azote del huracán María, Caldas le notificaba a Techmanski que había separado las primeras 60 habitaciones de hotel en Puerto Rico para los primeros trabajadores contratados por Whitefish para la reparación del sistema eléctrico.

Una semana después de la oferta de Techmanski, en un correo electrónico del 1 de octubre, el presidente de Whitefish informaba a Caldás Pagán que le llevarían “el generador y otros asuntos, no hay problema”. El contrato inicial con Whitefish fue firmado el 26 de septiembre, aunque se enmendó el 17 de octubre.

El intercambio entre Caldas Pagán y Techmanski está incluido en los documentos divulgados anoche por la jefatura del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes previo a la audiencia de hoy en que declararán el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y el gobernador de las Islas Vírgenes, Kenneth Mapp, en torno a los reclamos de transparencia y rendición de cuentas sobre el proceso de recuperación en ambos territorios después de los golpes dados por los huracanes Irma y María.

Entre los documentos revelados por el Comité, que fueron entregados por la AEE, no hay una respuesta de Caldas Pagán a la oferta de ayuda personaldel presidente de Whitefish, pero sí hay una afirmación posterior de Techmanski de que llevaría generadores a Puerto Rico.

Ken Luce, portavoz de Whitefish, dijo al diario The Washington Post que la empresa nunca entregó equipo para uso personal de funcionarios de la AEE.

Luce sostuvo que Techmanski, al hablar de ofrecer ayuda personal, "hizo lo que cualquier persona decide hubiese hecho, al ofrecer agua y otros suministros debido a la situación de la Isla. Para estar claro, aunque hizo la oferta, nada fue provisto".

El contrato de Whitefish, que fue cancelado por el gobierno de Puerto Rico y expirará en los próximos días, es objeto de peticiones de investigaciones al FBI, el Congreso, la Oficina dela Contraloría General (GAO) y los Inspectores Generales de los departamentos del Interior, y Energía.

Whitefish tiene su oficina en el pueblo del mismo nombre de Montana del cual es oriundo el secretario del Interior, Ryan Zinke, a quien Techmanski telefoneó para pedirle ayuda en torno a la transportación de equipo y personal. Techmanski dio empleo durante un verano a un hijo del secretario. Y uno de los socios de la empresa es un importante donante del presidente Donald Trump y políticos republicanos, como el ex gobernador de Texas Rick Perry, ahora secretario de Energía.

Además de la poca experiencia de Whitefish, el contrato ha levantado ampollas – como otro firmado por la AEE con la empresa Cobra Energy-, debido a una cláusula que buscaba impedir auditorías de los gobiernos de Puerto Rico y Estados Unidos en torno a las tarifas que impone.

Desde la Oficina de Administración de Riesgos de la AEE y del bufete Greenberg & Traurig, que es cliente de la corporación pública, hicieron advertencias en contra del procedimiento o el contenido del contrato.

“El contrato del asunto u otro contrato relacionado nunca fue evaluado por la Oficina de Administración de Riesgos. Tampoco hemos recibido los certificados de seguros requeridos mediante este contrato para la evaluación correspondiente. Estamos consciente(s) de la urgencia de los trabajos a realizar, no obstante, los riesgos asociados al alcance de estos trabajos son muy altos. En futuras instancias es recomendable que establezcamos una comunicación directa y efectiva para agilizar evaluaciones de esta envergadura. Siempre hemos estado disponibles para atender todo asunto en que nuestra Oficina pueda aportar”, indicó Samuel Rodríguez Ortega, de la Oficina de Administración de Riesgos.

El mensaje de Rodríguez Ortega le fue enviado a Caldás Pagán dos días después de suscribirse el acuerdo final.

En el contrato, además, se omitieron recomendaciones hechas por el bufete Greenberg Traurig que hubiesen protegido mejor a la AEE, advierte el análisis de los asesores del presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, el republicano Rob Bishop (Utah).

Por ejemplo, Greenburg Traurig recomendó a la AEE reservarse el poder de cancelar el contrato si en 10 días había un incumplimiento. Pero, ese tipo de requisitos fue omitido del acuerdo final.

Greenburg Traurig, además, propuso a la AEE justificar por qué no había disponibles otros métodos de fijación de precios sobre asuntos como los materiales a utilizarse. Esa recomendación tampoco fue parte del contrato final.

Greenberg Traurig propuso, además, sin éxito, que la AEE le requiriera a Whitefish una fianza de $150,000 antes de firmar el acuerdo contractual.

Al divulgar los documentos, el congresista Bishop sostuvo que “un legado de disfunción (en la AEE) ha creado un déficit de competencia que amenaza la capacidad de la isla para mejorar las condiciones para sus ciudadanos”.

De cara a la audiencia de esta tarde y en momentos en que ha respaldado una mayor intervención de la Junta de Supervisión Fiscal en la administración de fondos destinados a la recuperación y reconstrucción de Puerto Rico, Bishop afirmó que “la confianza en la capacidad de la corporación pública para administrar contratos y el trabajo de infraestructura en respuesta al desastre, que es muy sensitivo en términos del tiempo, desapareció hace mucho tiempo ".

El presidente de la subcomisión de Investigaciones del Comité de Recursos Naturales, Bruce Westerman (California), señaló que el contrato con Whitefish subraya la necesidad de que la Junta Fiscal tenga mayores responsabilidades sobre el gobierno de Puerto Rico.

"Es obvio que la AEE no sabía cómo redactar un contrato que cumpliera con FEMA, ni los funcionarios de la AEE siguieron el consejo de sus propios abogados sobre cómo cumplirlo. Ésta es precisamente la razón por la que se debería otorgar más autoridad a la Junta de Supervisión Fiscal. Si bien entendemos el sentido de urgencia del pueblo de Puerto Rico, la supervisión y la transparencia son vitales para este proceso de recuperación”, agregó el republicano Westerman.

El lunes, la jueza Laura Taylor Swain rechazó una moción de la junta para imponer como síndico o jefe de Transformación de la AEE al ingeniero Noel Zamot, que ha sido el oficial de Revitalización de la autoridad financiera impuesta sobre el gobierno de Puerto Rico a través de la ley PROMESA.

El director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos, quien declara esta mañana ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, ha indicado que consideraron 13 empresas antes de preferir a Whitefish, que, sostiene, fue la que menos dinero por adelantado les solicitaba y tenía experiencia en la reparación de torres eléctricas en zonas montañosas.

Aunque Ramos se ausentó de una audiencia anterior del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, esta vez esa comisión – cuya sesión pública de hoy empieza a las 2:00 p.m. (3:00 p.m. hora de Puerto Rico)-, no le reclamó como testigo. La audiencia del Senado iniciará a las 9:30 a.m. (10:30 a.m. en San Juan).


💬Ver 0 comentarios