Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI) incluyó por primera vez a una mujer en la lista de los terroristas más buscados.

Se trata de Joanne Chesimard, acusada y convicta en ausencia por el asesinato de un policía de Nueva Jersey exactamente hace 40 años, informó el FBI en un comunicado.

El FBI ofrece hasta $1 millón de recopensa por información que lleve a la captura de Chesimard, mientras el estado de Nueva Jersey también ofreció esa suma, para un total de $2 millones por dar con la mujer.

Se cree que Chesimard vive en Cuba, bajo asilo político.


Se le encontró culpable por el asesinato del patrullero Werner Foerster en 1973, cuando el policía la detuvo por una infracción de tránsito. Según el FBI, Chesimard estaba en compañía de un par de cómplices del grupo revolucionario Black Liberation Army.

La fugitiva y sus cómplices arremetieron a tiro contra Foerster y su compañero de patrulla, quien resultó herido en el tiroteo.  Foerster pereció y un cómplice de Chesimard también. El segundo implicado fue arrestado y está aún preso.

Chesimard fue procesada y condenada en 1977 por asesinato en primer grado, robo a mano armada y otros crímenes. Comenzó a cumplir su sentencia de cadena perpetua pero en 1979 consiguió escapar en una evasión muy bien planeada que, se presume, la llevó a Cuba, donde se supo de ella por última vez en 1984, según la información provista por el FBI. 


💬Ver 0 comentarios